ECONOMÍA

El Programa de Desarrollo Rural crea 100 empleos en los últimos cuatro años en el Somontano

Se han destinado más de 13 millones de euros en ayudas, lo que ha redundado en más de 35 millones de inversión público-privada en la comarca

Programa Desarrollo Rural Somontano
Francisco Domínguez, Daniel Gracia y Enrique Novales, en la presentación de los resultados del Programa de Desarrollo Rural en el Somontano

El Programa de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón ha logrado la modernización de 1.516 hectáreas de regadío, la puesta en marcha de cinco proyectos agroindustriales, la incorporación de 46 jóvenes agricultores al sector, la generación de 27 empleos Leader o el impulso de tres proyectos de cooperación en innovación, entre otros.

El director general de Alimentación y Fomento Agroalimentario, Enrique Novales, destacaba el efecto multiplicador de euro y medio por cada euro invertido, lo que coloca al Somontano entre las cinco primeras comarcas de Aragón. En la presentación de estos datos en Barbastro, le acompañaban Daniel Gracia, vicepresidente de la Comarca de Somontano, y  Francisco Domínguez, jefe de Servicio de programas rurales.

De los 100 nuevos puestos de trabajo, 46 son jóvenes agricultores, a los que se añaden por ejemplo, los 17 puestos creados en Evofeed en Berbegal o 27 vinculados al sector servicios. Estas ayudas del programa han llegado a 400 beneficiarios.

El Programa de Desarrollo Rural (PDR) es la principal herramienta de Aragón para promover el desarrollo rural, a través de la generación de empleo, y luchar contra la despoblación. Sirve para llegar "donde el primer pilar de la PAC no llega", con una inversión total de 943 millones de para el periodo 2014-2020, financiados al 50% de la Unión Europea, 8% Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el 42% Gobierno de Aragón.

Durante los últimos cuatro años, se han puesto en marcha cinco proyectos agroindustriales que han contado con la financiación del PDR. El más importante en cuanto a creación de empleo es EVOFEED, en Berbegal, donde ha creado 17 puestos de trabajo en una población de 364 habitantes. Además, se han beneficiado de las subvenciones Cereales Arasanz, Avícola Sevil, Bodega Sommos y Bodega Pirineos.

Para Novales, la inversión en la modernización de regadíos es otro de los elementos a destacar, “puesto que la mejora de la capacidad productiva de las explotaciones repercute directamente en la mejora de la renta de los agricultores”. De esta forma, el PDR ha servido para modernizar 1.516 hectáreas de regadío a través de tres proyectos de modernización de regadío llevados a cabo en los términos municipales de Barbastro, Azlor y Estadilla.

La incorporación de jóvenes agricultores al sector también ha sido muy significativa con 46 incorporaciones, de las que el 26.8% han sido mujeres. “La regeneración del sector en el medio plazo, es sin duda una buena noticia. Asimismo, que haya mujeres que decían tener su actividad económica en los pueblos supone un importante freno a la despoblación”, considera Novales.
El impulso de las iniciativas LEADER, con pequeños proyectos agroalimentarios y otros vinculados con el sector servicios, se ha visto favorecido por el carácter de destino turístico del Somontano, donde estas ayudas han permitido poner en marcha iniciativas privadas focalizadas hacia el segmento del turismo, que han generado 27 puestos de trabajo, de los que el 29, 6% han sido para mujeres.

La formación, la trasferencia de conocimiento y la innovación en el sector agroalimentario son una prioridad para el Gobierno de Aragón a la que ha destinado alrededor de 18 millones en lo que va de legislatura en toda la comunidad autónoma. En este sentido, el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha sacado una nueva línea de subvenciones destinada a potenciar la cooperación entre distintas organizaciones en torno a un proyecto de innovación, siendo este el origen de proyectos tan destacados como los de “Innovación y promoción del cultivo del tomate rosa de Barbastro de calidad y proximidad”, “Análisis y riesgos de incendios en cosechadoras de cereales” y “Peritación de la generación de purines en las explotaciones porcinas aragonesas”.

Visita al proyecto de cerveza artesana Bachiella

Se trata de la primera cerveza artesana elaborada en el Somontano. El promotor es un ingeniero agrónomo que trabajaba en sector servicios y al quedarse desempleado decidió emprender su propio negocio acudiendo al LEADER. Estuvo realizando pruebas para elaborar su propio lúpulo. La empresa está situada en una pequeña localidad, Salas Bajas y lleva dos años en el mercado. Elabora y comercializa tres tipos de cerveza. Ha impulsado la celebración de una pequeña feria de la cerveza en Salas Bajas.

Comentarios