GANADERÍA

El proyecto E-Barana permite al ganadero controlar su ganado desde el teléfono móvil

La Reserva Biosfera Ordesa Viñamala coordina esta iniciativa, que comienza con la colocación de collares en una explotación ovina de Nueno

ovejas recurso
El testeo comenzará con la colocación de collares en una explotación de ganado ovino.

La ganadería extensiva es esencial para preservar el territorio y dar vida a los pueblos aragoneses, especialmente, en los de alta montaña. Sin embargo, teniendo en cuenta las nuevas exigencias y realidades del S.XXI, cada vez se hace más necesaria la aplicación de las nuevas tecnologías.

Precisamente, de eso trata el proyecto E-Barana. Desarrollado por ESNEPI y coordinado por la Reserva Biosfera Ordesa Viñamala, consiste en la instalación de un vallado virtual para la gestión inteligente de la ganadería extensiva, permitiendo el monitorizado del ganado y de las zonas de pasto, así como llevar al día todas las tareas administrativas relacionadas.

Durante estos días se están colocando los primeros collares en una explotación de ganado ovino en Sabayés (Nueno), de la Asociación de Ganaderos de Guara y, en breve, también darán comienzo las pruebas en la Facultad de Veterinaria. El objetivo de estos primeros ensayos es testear los aparatos para los ajustes tecnológicos necesarios para definir las estrategias de recogida de datos de los animales. Igualmente, será importante ver los avances desarrollados en el visor y software de información y problemas de robustez, diseño y generación de energía de los dispositivos.

El proyecto, liderado por la Escuela de Negocios del Pirineo y coordinado por la Reserva Biosfera-Viñamala, se enmarca dentro de la convocatoria de subvenciones para de Grupos Operativos, del Gobierno de Aragón, cuyo objeto general es promover la constitución de grupos operativos de la Asociación Europea para la Innovación (AEI) que puedan dar soluciones a los problemas concretos del medio rural mejorando la competitividad del sector agroalimentario. Todo ello en el marco del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 y de la gestión eficiente de recursos para lograr un crecimiento sostenible.

Los socios del proyecto son: Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala, Escuela de Negocios del Pirineo (Esnepi), Asociación Monte de Estós, Asociación de Ganderos de la Sierra y los Cañones de Guara, Asociación de Ganaderos Valle de Broto, Asociación de Criadores de Equino Hispano Bretón, Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, CSIC/IPE (Instituto Pirenaico de Ecología) y Ayuntamiento de Nueno.

Entre julio y septiembre se llevará a cabo la segunda fase del proyecto

Tras estas primeras pruebas en entornos muy controlados se pasará a una segunda fase entre julio y septiembre en entornos más abiertos, aunque igualmente acotados, y se probarán en diez vacas de la Asociacion Monte Estós y otras tantas de la Asociacion Ganaderos Valle de Broto; diez yeguas de la asociación ARAHISBRE en el entorno del Pueyo de Jaca y 50 ovejas de dos explotaciones ganaderas de la Asociación de Ganaderos de Guara en Sabayés y Almazorre. Se espera poder realizar las primeras pruebas reales en entornos abiertos en 2020, tal y como marca el cronograma del proyecto.

Igualmente, durante este año, también se realizará una primera formación inicial a todos los ganaderos y veterinarios involucrados en el proyecto, con el objetivo de explicar las principales características y funcionalidades de los collares.

El sistema permitirá al ganadero controlar todo lo que sucede desde tu teléfono móvil

El sistema será capaz de permitir al ganadero utilizar su teléfono móvil o tableta para crear un ilimitado número de vallados mediante la fijación de coordenadas, mover al rebaño, comprobar los movimientos de los animales; así como diagnosticar algún posible problema por ausencia de movimiento.

Gracias al aumento del grado de control que posibilita el vallado virtual, se evitarán zonas en las que se despeñan los animales o terrenos en los que se hieren, además de tenerlos siempre localizados. Por otra parte, la identificación de los animales, su localización, así como la actividad o recorrido que realizan, permitirá gestionar el ganado de tal manera que se mejoren y optimicen todos los procesos. Todo ello repercutirá en un aumento en la productividad de la explotación ganadera y de sus resultados.

Mejora y optimización de la gestión de pastos

Por último, el desarrollo de la actividad ganadera tiene como base una serie de recursos fundamentales como la gestión de los pastos. De su correcta gestión, mejora y recuperación dependerá que se obtenga el máximo rendimiento sostenible. La utilización de diferentes sistemas de captación de datos permitirá la evaluación precisa de la cantidad y actividad fotosintética de los pastos en cada zona y piso alpino. De esa forma, se optimizará el aprovechamiento de pastos, mejorando la calidad de los mismos y evitando el infra pastoreo o el sobrepastoreo y sus consecuencias indeseables. El sistema podrá permitir asimismo a la administración (bomberos/protección civil) ejecutar recomendaciones de zonas de pastoreo y monitorizar la ejecución en base a diferentes parámetros en la lucha preventiva de incendios.

Comentarios