hacienda

El PSOE de Fraga denuncia falta de transparencia en los presupuestos del consistorio

Pleno
Sesión de pleno de Fraga / Economía

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Fraga trasladaba en sesión extraordinaria de pleno su malestar por la precipitación y la falta de transparencia con la que se han tramitado los presupuestos municipales para el ejercicio 2021. Los socialistas, que han votado en contra, lamentan la improvisación en su elaboración en un momento histórico en el que, en lugar de buscar consenso entre todas las formaciones con representación, se ha optado por prescindir de PSOE, Ciudadanos y Podemos justificándolo con un pacto no escrito con el resto, según nota de prensa.

Denuncian, en el comunicado,  el autoritarismo de la alcaldesa y la falta de diálogo en el proceso de elaboración del presupuesto. Algo que se pone de manifiesto en el hecho de que han transcurrido 7 días desde que se presentaron en la comisión de Hacienda, el viernes 6 de noviembre en una reunión en la que ni tan siquiera participó la edil, hasta su aprobación en pleno sin mediar tampoco la correspondiente junta de portavoces ni un periodo prudencial para debatir las propuestas iniciales del equipo de gobierno ni para aportar de nuevas. De esta manera se ha roto el procedimiento histórico con el que los diferentes alcaldes electos procedían a la elaboración del documento.

Los socialistas han propuesto la retirada del presupuesto, así como de una modificación presupuestaria con la que se incorporan más de 2 millones de euros para inversiones para debatir y presentar una propuesta consensuada entre todas las formaciones sin excepción como condición para apoyar el documento. Un ofrecimiento que el equipo de gobierno no ha querido tomar en consideración a pesar de las facilidades para conseguir un acuerdo por unanimidad por lo que la formación ha decidido votar en contra de las cuentas para el próximo ejercicio.

Para el PSOE de Fraga se ha perdido una oportunidad de oro en la que debería haber primado maximizar el impacto de la incorporación de los remanentes de tesorería, más de 6 millones de euros, después de que el Gobierno central deje sin efecto la Ley Montoro. Una cifra, que bien administrada, permitiría hacer frente a la profunda crisis social y económica que han provocado las medidas para luchar contra la pandemia, planificando de forma consensuada un plan de medidas para que, aprovechando la capacidad inversora, poner en marcha iniciativas que impulsen la reactivación económica y las inversiones productivas. Demandas de la sociedad y del tejido empresarial para buscar una salida en la que la Ciudad salga reforzada.


Comentarios