agricultura 

El sector de la carne aguanta la crisis covid

El sector si que sufre un importante aumento de precios de los cereales, transporte y energía 

wer

SER Binéfar- Carmen Tarragó

El informe económico del sector del vacuno de carne, presentado ayer tarde en la Lonja de Binéfar por parte de Juan Luis Rivera, responsable del sector agroalimentario del Banco Sabadell, ofrece un análisis comparativo del sector entre España y el resto de países europeos, así como también sobre su crecimiento, sus precios y su futuro.

El sector, según Rivera, desde el año 2018 mejora, aunque apunta que momentos puntuales como el actual afectan al sector y es que, ahora, añade “los costes de producción, los precios de los piensos, los costes energéticos o del transporte están muy por encima de las ventas”. Sin embargo, el sector, en cuanto a censos, sigue estable ya que el bovino español ha seguido creciendo, mientras que en otros países la tendencia se ha dado a la inversa. En torno a 145 mil explotaciones o negocios pecuarios se contabilizan en España y se plasma un incremento de los volúmenes de cabeza por explotación. Por ejemplo, en Aragón, comunidad autónoma referente en el sector, se mantienen en 280 mil cabezas y unas 2.100 explotaciones.

En este informe, se considera al vacuno en nuestro país como un sector estratégico, siendo que España se sitúa entre los principales países productores de la Unión Europea, sólo por detrás de Francia y Alemania. Rivera asegura que el sector “sigue creciendo y escalando posiciones, tanto por la trazabilidad, por su modelo de producción, pero también, por la calidad de la carne y el trabajo de todo el eslabón de la cadena”. Además, consideran que la proyección va a seguir siendo positiva. Todo apunta a que el mundo va a seguir creciendo en número de habitantes y la carne de vacuno tiene hueco en el mercado.

Además, queda expuesto en dicho informe que, España se sitúa dentro del top 20 de los principales importadores y exportadores mundiales de vacuno, incluyendo productos cárnicos y animales vivos. El ranking se encuentra liderado por Brasil, Australia y Estados Unidos en exportación y por China, Estados Unidos y Japón en importación.

En contraste con el buen comportamiento del sector exterior, la crisis del Covid provocó una reducción en el consumo interno de carne de bovino en España, consecuencia de la caída de la demanda en el canal HORECA como resultado de las restricciones de la situación sanitaria, la menor movilidad y la reducción del turismo. Por el contrario, el consumo de carne de vacuno en el hogar aumentó un 11% en 2020, favorecido por el trasvase del consumo de alimentación desde fuera hacia dentro del hogar. En adelante, a medida que se vaya normalizando la situación sanitaria y mejoren los indicadores de turismo sería lógico esperar que la importancia relativa del canal HORECA y la del consumo en el hogar converjan gradualmente a sus niveles previos a la pandemia.