transporte

El transporte de viajeros por carretera de la provincia teme por su futuro

Dicen que necesitan del apoyo urgente e implicación de todas las Administraciones

Autobús de ALOSA
Han disminuido notablemente todos los viajes y servicios que realizaban los autobuses de transporte de viajeros por carretera


El Decreto del Estado de Alarma y sus posteriores normas han limitado de una forma drástica el transporte de viajeros por carretera, a lo que se suma la contracción de la demanda propia de tal estado excepcional, que restringe los desplazamientos de todo tipo. La Asociación del Transporte de Viajeros dice que esto ha generado una situación desoladora para las empresas de transporte en autobús de la provincia, gran parte de ellas de carácter familiar. Si el presente es muy preocupante, el futuro no lo es menos, por lo que piden apoyo y ayuda urgente de las administraciones para evitar que este sector estratégico caiga y se pierdan decenas de puestos de trabajo.

Recuerdan, además, que con la actividad escolar, de clubes deportivos, actividades de ocio, excursiones, viajes de estudio o celebraciones familiares totalmente paralizadas, la demanda es prácticamente inexistente. Han caído para gran parte de los operadores el 100% de los servicios, si bien los gastos apenas han disminuido.

La actividad tan reducida ha llevado a dejar parada una flota moderna y segura, fruto de importantes esfuerzos inversores, lo que está provocando la ausencia casi total de ingresos, afecciones en el empleo de la práctica totalidad de las plantillas, o importantes dificultades para atender pagos y compromisos.

Y de cara al futuro, destacan como frenos al desarrollo de este sector las reticencias y temores de los usuarios en los próximos meses, las exigencias de ocupaciones máximas de los vehículos, normas más estrictas sobre seguridad de los ocupantes o requisitos de higienización y desinfección de los vehículos antes de cada servicio. Cuestiones que posiblemente condicionarán el devenir de muchas empresas.

Creen, pues, que es necesario arbitrar medidas excepcionales que contribuyan a mantener las empresas que prestan servicios importantes para la ciudadanía. Y para ello piden apoyo y ayuda urgente de todas las Administraciones, central, autonómica y local, cada una en sus respectivos ámbitos, para que se impliquen evitando que un sector estratégico desde el punto de vista económico y social, y dinamizador del turismo en esta provincia, caiga y con él se pierdan decenas de puestos de trabajo.

Aplazamientos de cotizaciones, moratoria fiscal de IVA y Sociedades sin intereses, bonificacioens de los ayuntamientos en los impuestos municipales, excención de tasas adminstrativas durante este año, establecimiento de líneas de finanaciación específicas, préstamos sin intereses, adecuación de las primas de seguro o eliminación de la morosidad de las Administraciones Públicas se encuentran entre las medidas solicitadas.

Comentarios