economía

El verano deja en la provincia 63 autónomos menos

Se han perdido 21 autónomos más que entre junio y agosto de 2017

Este puede ser un nuevo nicho de trabajo
Durante el verano se pierden numerosos empleos de autónomos

Este pasado mes de agosto, según datos ofrecidos por ATA, la Asociación de Trabajadores Autónomos, se ha registrado una caída de autónomos un 45% superior a la del mismo periodo de 2017. El verano deja 37.638 autónomos menos en España, frente a la caída del verano pasado de 25.808. En la provincia de Huesca, el mes pasado se perdieron 63 autónomos, frente a los 42 menos que hubo en agosto de 2017, es decir, una pérdida de 21 más.

Todas las comunidades autónomas y todas las provincias han perdido autónomos en este periodo, de junio a agosto.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, indicaba que se necesita que se siga apostando por los autónomos de forma decidida y sin dobleces para que este bache sea sólo un bache a superar y no una tendencia que acabe con el crecimiento del empleo. Y recuerda que hasta junio se hablaba de crecimiento y ahora se ha dado la vuelta de una forma preocupante hasta desplomarse.

Por ello, reclaman que se mantenga un entorno favorable a la creación de empleo y para los autónomos. En su opinión, la incertidumbre que provoca escuchar constantemente noticias sobre subidas de impuestos, subidas de cuotas de retirada de incentivos al autoempleo y la contratación, acaba con el entorno favorable que se necesita. La desconfianza, aseguran, dinamita el impulso de los autónomos que ha lo apuestan todo por labrarse su propio futuro. A este desplome es posible que haya contribuido que es el primer verano en el que las altas y bajas de autónomos son efectivas en el día, y esto provoca facilidades para que autónomos con poca carga de trabajo en julio y agosto causen baja en el RETA, Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, como son los profesionales, educación, o agentes comerciales entre otros. Pero les preocupa que se registren también importantes caídas en sectores en los que dar de baja la actividad no es sólo el alta del autónomo, sino que conlleva muchos más trámites, como son los del comercio o la industria.

Y en tercer lugar, aunque en menor medida, hay que tener en cuenta la buena campaña que está haciendo la Inspección de Trabajo para que los autónomos que estaban mal encuadrados en el RETA, y que debían ser trabajadores por cuenta ajena, hayan pasado a este régimen como debería haber sido desde el principio.

Comentarios