empresa

Empresas oscenses se reúnen para analizar cómo la gestión de la diversidad tiene un papel crítico en la sostenibilidad

Cotizan al alza la empatía, pensamiento crítico, innovación y capacidad de superación


Por sexto año consecutivo, Adecco y su fundación han organizado la VI mesa de trabajo con directivos de las empresas oscenses. Esta edición, que se llevaba a cabo con en formato de encuentro digital con el nombre "La empresa en la era Covid", contaba con la participación de las empresas VIÑAS DEL VERO, Cinca Group, Multianau, Hexion, Lamusa Servicios SL, Dohler, Enplater y Rigual.

En la jornada intervenían Jorge Grasa, director delegación de Adecco en Huesca y Beatriz Gutiérrez, coordinadora regional de la Fundación Adecco, quienes introducían los conceptos de diversidad e inclusión como vectores críticos para superar la crisis económica que hoy atravesamos, en la medida en que solo los equipos diversos aportan diferentes puntos de vista, innovación, resiliencia o creatividad (atributos todos necesarios para la sostenibilidad empresarial).

Los asistentes compartían cómo está siendo la actuación de sus empresas para hacer frente a la situación tan convulsa que están viviendo actualmente. En este contexto, las habilidades blandas cotizan al alza dentro de todas las compañías: empatía, pensamiento crítico o capacidad de superación por lo que es fundamental apostar por la diversidad, pues no existe un solo profesional que las reúna en su misma persona.

 Asimismo, las empresas ponían sobre la mesa la necesidad de explorar, en plena pandemia, nuevos formatos de comunicación y formación online, modelos colaborativos de trabajo o fórmulas híbridas para el intercambio de experiencias empresariales.

Durante la jornada, Edu Carrera, empresario con discapacidad, ex deportista paraolímpico y embajador de la Fundación Adecco, mantenía un coloquio con los asistentes en el que daba su visión de la discapacidad y la inclusión laboral en estos momentos de crisis. Con su historia personal como hilo conductor explicaba cómo las personas con discapacidad, en muchos casos, se ven obligados a dar lo mejor de sí mismos para salir adelante, potenciando habilidades y competencias que les convierten en grandes activos para el mercado de trabajo.