economía

Gran preocupación entre empresarios y sindicatos tras conocer el paro de enero

Unos y otros hablan de la necesidad de prorrogar las ayudas y planes de apoyo

CEOE Aragón indica que enero abre 2021 con la misma tendencia negativa del mercado laboral del año pasado y un nuevo aumento del paro registrado. Lograr reactivar sectores y demanda es indispensable para poder conservar el mayor número de empresas y, con ellas, mantener empleos y tener capacidad de recuperar los perdidos. Los empresarios aragoneses recuerdan que, por provincias, Huesca ha sido la peor parada este mes, con los mayores incrementos del paro tanto mensual como interanual.

Por ello, la Confederación de Empresarios de Aragón reitera que es imprescindible y muy urgente la puesta en marcha de planes de apoyo y compensación como se ha hecho en otros países, indispensables para algunos sectores y empresas. Consideran que es, igualmente, fundamental la conciencia ciudadana de todos para cumplir las restricciones y evitar contagios, y la agilización de la vacunación, para lograr que se flexibilicen definitivamente las medidas de restricción de actividad por sectores lo antes posible, aplicando medidas tecnológicas y de control necesarias para la seguridad de trabajadores y clientes.

CC. OO. ha lamentado que en Aragón, que es la segunda comunidad donde más crece el desempleo, el paro se cebe más con las mujeres y los jóvenes. Añaden que el empleo sigue siendo precario, ya que nueve de cada diez contratos fue de carácter temporal y el 34% del total fue a tiempo parcial.

Conchi Jiménez, responsable provincial del sindicato valora con mucha preocupación la evolución del desempleo. Recuerda que enero siempre ha sido un mes en el que con la finalización de las campañas navideñas, el paro se resiente en el comercio y la hostelería, pero este año las cosas están mucho peor.

CC. OO. plantea prorrogar los ERTEs más allá de mayo para proteger el empleo, inyectar liquidez al tejido productivo, sobre todo a las PYMEs y autónomos, así como mantener y mejorar las rentas de los trabajadores mientras dure el estado de alarma y se consiga recuperar la actividad. También se hace necesario flexibilizar los criterios y condiciones de concesión del ingreso mínimo vital para agilizar su tramitación y que pueda tener la mayor cobertura posible.