economía

Hacienda trabaja para que el impacto de la crisis sea "temporal y reversible"

Así lo ha expresado el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, en su comparecencia durante la jornada de este lunes en las Cortes

Carlos Pérez Anadón
Carlos Pérez Anadón

El consejero de Hacienda, Presupuestos y Administración Pública, Carlos Pérez Anadón, en su comparecencia de este lunes, ante la Comisión sectorial de las Cortes de Aragón, a petición del PP, ha asegurado que el objetivo de su Departamento es "hacer lo posible para que el impacto de la crisis sea temporal y reversible", mientras se avanza en tres direcciones, que consisten en el "apoyo a familias, empresarios y trabajadores", el "trabajo conjunto entre partidos políticos y agentes sociales” y en “reclamar junto con el Gobierno de España una respuesta ambiciosa de la Unión Europea que asegure la recuperación económica de todos los estados miembros". 

Pérez Anadón ha comenzado su intervención recordando que, pese a que, hasta mitad de marzo, "la economía se encontraba en una fase expansiva", "el confinamiento ha conllevado el cese de una gran parte de la actividad productiva" y "la declaración del estado de alarma ha supuesto la aplicación de una serie de medidas de contención económica para evitar la propagación de una enfermedad ante la que no existe tratamiento efectivo ni vacuna". 

En este sentido, el titular de Hacienda ha destacado que se han "adoptado medidas que garantizan la liquidez más amplia que ha podido tener Aragón" para poder "hacer frente a los gastos ocasionados por la pandemia". "La política del Gobierno de España nos ha permitido generar crédito como no se había hecho ningún otro año y, además, se nos van a hacer las entregas a cuenta, de las que hemos recibido ciento diecisiete millones de euros, con un irreal crecimiento del PIB", ha añadido Anadón.

De igual forma, el consejero ha anunciado que se ha solicitado el Extra-Fondo de Facilidad Financiera y que el cierre de la contabilidad, previsiblemente, supondrá el desarrollo de "un plan económico-financiero con los criterios que marque el Ministerio". Asimismo, en lo referente a la deuda, Anadón ha asegurado que actualmente "estamos un 2% por debajo de la media del resto de comunidades autónomas, aunque hay muchas posibilidades de que aumente".

Por último, el responsable de Hacienda ha manifestado que su "obsesión en este período" es que no se dispare el promedio de pago a proveedores, "que suele subir exponencialmente", y ha declarado que tratará de que "ese traslado de las administraciones públicas a la ciudadanía no contribuya a depauperar la situación", al tiempo que ha sentenciado que muchas de las determinaciones que se tienen que tomar "conllevan gastos y caída de ingresos", por ello, "si no hubiéramos hecho los aplazamientos con respecto a la tributación, hubiéramos puesto una argolla sobre el cuello de parte de la población".

Comentarios