CONTENIDO PATROCINADO

Hecho en los Pirineos, un Congreso para los productores del territorio

Dispondrán de un espacio de exposición y promoción, además de la feria del fin de semana

Hecho en Pirineos
Hecho en Pirineos

Respondiendo a su nombre, Congreso del producto y la gastronomía del Pirineo, los productores del entorno de la cordillera son uno de los ejes vertebradores del mismo, especialmente en esta segunda edición. Y es decidida intención del mismo auspiciar y fomentar las relaciones comerciales entre ellos y el resto del mundo.
Simplemente con la presencia y encuentro de los diferentes congresistas –cocineros, restauradores, hoteleros, distribuidores, escuelas de hostelería, responsables de compras, periodistas−, además de los propios productores ya se consiguen importantes sinergias en el sector.
Pero el Congreso quiere ir más allá, para lo que se incluye en esta edición una importante novedad, que incrementará notablemente la visibilidad de los productos y productores del Pirineo, el espacio expositivo.

Espacio expositivo
Una de las mayores novedades de esta segunda edición del Congreso consiste en la creación del denominado espacio expositivo, una zona específica diseñada para mostrar de forma eficaz la amplia y diversa producción agroalimentaria del territorio, pero, sobre todo, un lugar para generar comercio, intercambiar información y lanzar nuestros productos mucho más allá de su lugar de nacimiento.
Cualquiera que lo desee, español o francés, siempre que su origen radique en el entorno pirenaico, entendido del modo más amplio, puede mostrar su producción en dicho espacio. Se instalarán cámaras frigoríficas y congeladores para albergar los alimentos perecederos, así estanterías donde se muestren aquellos que no necesitan condiciones especiales de temperatura.
Unas completas fichas aportarán información sobre cada uno de ellos. Desde sus características de producción y elaboración, hasta las condiciones de comercialización y transporte. A través de ellas se podrán generar contactos entre los propios productores, la hostelería del territorio, los posibles distribuidores y los importadores y exportadores, que también estarán presentes en el Congreso.
Además, durante los dos días de la feria se harán visitas guiadas y concertadas a esta zona, para dar una mayor difusión a la amplia variedad de productos del Pirineo.

La feria
Ello no significa, en absoluto, la desaparición de la feria, que centrará, junto con los talleres, la actividad del primer fin de semana del Congreso, el sábado y domingo, 23 y 24 de marzo. En la feria, los productores comercializarán directamente el fruto de su trabajo, como en la primera edición. Y dado, que el espacio es necesariamente limitado, los estands se conceden por orden de inscripción, aunque a la fecha todavía quedan algunos disponibles.
Pero también dispondrán de un ‘córner’, una esquina dotada de cocina propia donde poder ofrecer pequeñas demostraciones a sus clientes y mantener entrevistas con los interesados en su producción.
Además, la inmensa mayoría de los talleres del fin de semana estarán centrados en los productos del Pirineo presentes en la feria, desde quesos hasta chocolates, pasando por ternera, hortalizas, vinos, cervezas artesanas, turrones, etc.
Y, llegados expresamente desde el Pirineo francés, los veteranos elaboradores del Gâteau à la broche, lo harán en el exterior del Palacio de Congresos de Huesca. Allí se podrá contemplar en vivo y en directo cómo se elabora este singular, apreciado y tradicional producto de los Pirineos centrales franceses. Y, por supuesto, degustarlo y adquirirlo.

Comentarios