economía

Ibercaja duplicó su beneficio hasta septiembre con 146 millones 

Edificio de la sede central de Ibercaja en Zaragoza
Edificio de la sede central de Ibercaja en Zaragoza


Ibercaja Banco ha obtenido 146 millones de euros de beneficio neto hasta septiembre, un 100,6 % más que el mismo periodo de 2020 en un contexto de recuperación económica tras la pandemia, condicionado ahora por la incertidumbre generada por la crisis energética, la carencia de suministros industriales y unos persistentes niveles mínimos de tipos de interés. El dinamismo comercial que Ibercaja está dando a su actividad de banca personal, privada y de empresas, segmentos clave en su plan estratégico Desafío 2023, ha contribuido a obtener en los nueve primeros meses del año un crecimiento del 4,2 % en sus recursos de clientes, 2.759 millones, hasta alcanzar un nuevo máximo histórico de 68.170 millones.

Al mismo tiempo, el banco ha continuado reforzando su solidez financiera en estos nueve meses, en los que ha avanzado 22 puntos básicos su ratio de capital CET1 Fully Loaded, hasta el 12,8 %, ha reducido un 14,2 % el saldo de sus activos improductivos y ha disminuido su tasa de mora en 51 puntos, hasta situarla en el 2,7 %, según ha informado este miércoles la entidad bancaria en un comunicado.

El aumento de los recursos de clientes hasta septiembre se ha debido a la positiva evolución de los activos bajo gestión y los seguros, partida que ha sumado 2.932 millones (un 10 %) desde el 31 de diciembre de 2020 hasta alcanzar 32.177 millones. Esta rúbrica ya supone el 47,2 % de la totalidad de los recursos de clientes del banco, propiciado por la estrategia de diversificación de los recursos de sus clientes hacia la gestión de activos y seguros de vida que Ibercaja viene llevando a cabo.

Los fondos de inversión han revalidado, una vez más, su excelente comportamiento en el periodo analizado, con un crecimiento del 16 % del saldo, que ya supera los 17.690 millones; un volumen de aportaciones de 1.872 millones, que multiplica por 2,4 veces el registrado en el mismo periodo del año anterior, y un avance de 21 puntos básicos de la cuota de mercado, hasta ubicarse en el 5,8 %.

Los planes de pensiones también registran una sólida evolución hasta el 30 de septiembre con un incremento del saldo del 5,6 % (395 millones), permitiendo a Ibercaja aumentar su cuota de mercado en este negocio hasta el 6 %.

Asimismo, la entidad ha destacado el relevante impulso que están tomando los fondos de inversión y planes de pensiones que invierten con criterios ASG y que ya superan los 1.920 millones en volumen gestionado.

La nueva producción de primas de los seguros de riesgo, de vida y no vida, también avanza notablemente y crece un 44,5 % respecto al mismo periodo del año anterior, en línea con la apuesta del banco, en su nuevo Plan Estratégico, por el crecimiento en esta rama de productos.

En el caso de los seguros de vida riesgo, la comercialización de nuevas primas aumenta un 72,4 % interanual, mientras que la contratación de seguros de no vida crece un 40,5 %.

Las nuevas formalizaciones de créditos y préstamos alcanzan niveles precovid al superar los 4.000 millones, lo que supone un incremento del 7,3 % respecto a los nueve primeros meses de 2019.

La nueva Área de Banca de Empresas, creada a comienzos de este año, ha impulsado la dinamización comercial en el negocio de actividades productivas, logrando un crecimiento del crédito normal destinado a este segmento de 221 millones desde final de 2020, lo que supone un incremento del saldo del 3 % y un aumento de cuota de mercado de 8 puntos básicos entre enero y agosto.

La entidad ha concedido, desde el comienzo de la crisis, 2.093 millones de operaciones con aval parcial del Estado a través del ICO. El 81 % de este importe se ha destinado a autónomos y pequeñas y medianas empresas, en línea con la estructura que conforma este segmento de clientes en el banco.

Por otro lado, el saldo de las moratorias vivas en préstamos a particulares concedidas para aliviar la situación de los clientes más vulnerables durante la pandemia se ha reducido en un 87,4 %, situándose a final de septiembre en 96 millones.

El margen de intereses se sitúa en 370,6 millones, un 8,3 % inferior al del mismo periodo de 2020, condicionado, nuevamente, por el impacto de los tipos de interés negativos en el rendimiento de la cartera de crédito.

Las dotaciones de provisiones suman 85,4 millones en estos nueve meses, un 46,6 % menos respecto al mismo periodo de 2020, cuando se incluían 90,1 millones destinados a hacer frente a los posibles efectos derivados de la crisis provocada por la pandemia.