economía

Ibercaja reduce una décima la previsión de crecimiento de Aragón

El banco augura la creación de 15.000 empleos este año en la comunidad autónoma

El director financiero de Ibercaja, Antonio Martínez explica la coyuntura económica / Ibercaja
El director financiero de Ibercaja, Antonio Martínez explica la coyuntura económica / Ibercaja


Ibercaja disminuye una décima su previsión de crecimiento para Aragón y España, que será del 2,4% y el 2,3% respectivamente. El banco aragonés augura la creación de 15.000 empleos este año en la comunidad, que sumado al buen nivel de inversión, permitirán resistir ante la desaceleración mundial. La geopolítica mundial, el freno de los servicios y la industria en España han obligado a reducir una décima de nuevo las previsiones a Ibercaja, que, eso sí, continúa ofreciendo un tono optimista para la comunidad. Consideran que hay motivos, y que uno de ellos es el empleo, ya que el año pasado se creó menos en Aragón que en España, pero fue de menos a más, y creen que todavía hay potencial. Y además, la inversión es una importante palanca, puesto que en Aragón creció un 50%, por encima de la media nacional y europea.

Aragón ya ha experimentado en el inicio de la recuperación, que con un poco más del 1% del crecimiento del PIB era capaz de crear empleo. Por eso, ahora que las flechas indican en general un camino negativo, mensaje tranquilizador para la comunidad, que será capaz de mantener un crecimiento de puestos de trabajo similar al PIB.

La entidad aragonesa reconoce que los primeros indicios desvelan un escaso impacto negativo del salario minimo de 900 euros en el empleo. Además, cualquiera de los gobiernos que pudieran componerse en España, influiría muy poco en comparación con la geopolítica mundial.

Ha sido un argumento económico de mucho peso en el debate político de este 2019, el salario minimo de 900 euros, que, por los primeros signos que deja el primer trimestre, está influyendo menos de lo que algunos sectores, como el empresarial, han augurado.

En otras ocasiones, el resultado de las elecciones del 28 de abril hubiera sido un factor de incertidumbre en la inercia económica, pero tal y como está el panorama con Italia, Alemania, Reino Unido o China, lo de cas  desviará poco el camino.

Comentarios