hostelería

Indignación de la hostelería con el retroceso en la desescalada

Consideran que se está pagando de forma injusta con este sector, al que están demonizando y no están dando ningún tipo de ayuda

Terraza Hotel Mas Monzón
Terraza Hotel Mas Monzón

La hostelería ha recibido la vuelta al nivel de alerta sanitaria 2 y las restricciones que ello supone como un auténtico “mazazo”. Así lo explicaba José Mas, del Grupo Mas Farré, que tras la ilusión con la que recibieron hace 15 días el aperturismo en las medidas del sector, tanto en aforos como horarios, tengan que volver a retroceder tan solo dos semanas después.

En opinión de Mas, en todo momento la han tomado con la hostelería, ya que llevan así año y medio, pese a haberse demostrado que son un sector seguro, donde no se han dado brotes, en el que se trabaja de forma segura y con responsabilidad. “Es un sector demonizado, al que no se tiene en cuenta y que no recibe ningún tipo de ayuda, algo que lo hace muy difícil de gestionar”, manifiesta.

MAS HOSTELERÍA

José Mas, Grupo Mas Farré

Del mismo modo, considera que faltan horas de trabajo, empatía y sentido común en la gestión de esta desescalada. Por todo ello, afrontan estas nuevas medidas con una mezcla de indignación y resignación. A pesar de ello, prefiere mostrarse optimista y pensar que el final está muy cerca, ya que, afortunadamente, la campaña de vacunación está muy avanzada y los contagios actuales no están trayendo graves consecuencias sanitarias.

También desde el restaurante El Cacao de Monzón, a través de sus redes sociales, mostraban su contrariedad con la actual situación: “Desde que empezó la pandemia todo se ha hecho mal. Y como no podía ser de otra manera sigue así. La culpa del incremento de casos está en los botellones. ¿Y qué hacen ellos? cerrar la hostelería a las 23h y reducir aforo. Nos estáis matando, no tenéis ni idea de llevar un país, ineptos”, reza la publicación.

Cabe recordar que en establecimientos de hostelería y restauración, el horario no puede exceder de las 23:00 horas; en el caso de los establecimientos que prestan servicio de comida para llevar, el horario máximo será el que tengan autorizado. El aforo en interiores queda fijado en el 50% y en el 100% en terrazas, con un máximo de seis y diez personas por mesa respectivamente. Queda prohibido fumar en terrazas y se permite el servicio de buffet.