REGADÍOS 

La Comunidad de Regantes del sector XX pone en regadío un total de 1.500 hectáreas con un presupuesto de 11 millones de euros

El proyecto está promovido por la comunidad de regantes y subvencionado al 50% por parte de la administración pública

Comunidad de Regantes XX del Canal del Cinca.
Firma del inicio de la obra en la Comunidad de Regantes XX del Canal del Cinca.

La Comunidad de Regantes del Sector XX del Canal del Cinca acometerá finalmente la puesta en regadío de 1.500 hectáreas que hasta ahora eran de secano gracias a la construcción de dos balsas y una estación de bombeo por un importe cercano a los 11 millones de euros. Además de la canalización de unos 20 kilómetros y la instalación de una estación de placas solares para el bombeo del agua. Una obra muy demandada desde los años 80 y que finalmente verá la luz gracias a que la comunidad asume la promoción de la obra que llevará a cabo la empresa Marco.

David Solano es el presidente de la comunidad de regantes. SOLANO REGANTES CINCA

Se trata de la zona ubicada entre los montes de Ilche, el Tormillo, Lamasadera y Pomar con incidencia en la Comarca de Monegros. Precisamente el Ayuntamiento de Berbegal posee más de 200 hectáreas por una concesión de propiedad a sus vecinos que realizó Jaime I, en la zona conocida como el Monte Montijar, siendo uno de los principales propietarios en una comunidad de regantes formada por 120 agricultores.

David Solano es el presidente de la comunidad de regantes. SOLANO REGANTES CINCA 1

“Es un riego diseñado a la demanda, muy moderno para que no se tengan que hacer pedidos y que así se facilite la labor del agricultor”, explica el presidente de la comunidad de regantes, David Solano, que pone el acento en el largo proceso burocrático que se ha tenido que realizar para conseguir esta obra.

El plazo de ejecución de la obra es de 18 meses como así estima el contrato suscrito con la empresa constructora. Una puesta en regadío que llega años después de que a la comunidad de regantes ya se les asignara el caudal de riego desde el Canal de Pertusa, en 2006, pudiendo regar finalmente estas 1.500 hectáreas por debajo de la cota 393.

Buenas noticias para una zona que hasta ahora vivía en pleno secano, con producciones bajas y siempre mirando al cielo, y que tras la puesta en regadío podrá regar a demanda permitiendo la incorporación de nuevos cultivos. Además de garantizar el agua de boca a los animales de las granjas existentes y las que están pendientes de instalar en una zona con grandes extensiones que permite el establecimiento de nuevas explotaciones ganaderas.