ECONOMÍA

La confianza empresarial en la provincia sigue positiva pero apunta a una cierta desaceleración

El sector del metal y de la construcción tiran de la economía provincial, mientras que el comercio se resiente

Presentación del Índice de Confianza empresarial CEOS Salvador Cored
Momento de la presentación del Índice de Confianza Empresarial de la provincia en CEOS-CEPYME Huesca

Los empresarios oscenses siguen mirando al futuro con optimismo moderado, pero en su percepción de cara al futuro inmediato se aprecia un cierto conservadurismo y la constatación de que la economía de Huesca iba mejor en el primer semestre del año de lo que está siendo el segundo. Se sigue creciendo pero de forma mucho más contenida.

La media ponderada entre ventas nacionales e internacionales, número de trabajadores, inversión en nuevas tecnologías o inversión en instalaciones o maquinaria se situó en un 7,3% en el primer semestre de este año, mientras que las expectativas lo situaban en un -1,7%. El Indice de confianza empresarial de los primeros seis meses de este año es del 2,8%. Se sigue en zona positiva, similar al pasado año, pero con algunas muestras de conservadurismo. En el primer semestre de 2017, la confianza era del 4,7%. En 2016 era mucho peor, del -6,1%, y peor todavía fue en 2012, el peor momento de la crisis, cuando el ICE fue del 43,8%.

La mayoría de los sectores empresariales de la provincia de Huesca, construcción y metal sobre todo, están presentando un comportamiento muy bueno. El turismo, transporte y hostelería, se mantienen, y el punto crítico lo pone el comercio.

Las ventas nacionales han aumentado en los últimos ses meses, pero previsiblemente se mantendrán en la segunda parte del año; es lo que opina un 68,1%. Las ventas internacionales muestran total estabilidad. Las importaciones de los últimos meses principalmente se han mantenido y se espera que continúen así. Y también un 80,3% prevé que los precios de venta, que mayoritariamente se han mantenido, sigan sin variación. Y en cuanto a los costes de las materias primas, se espera que aumenten.

El número de trabajadores en los últimos seis meses aumentó en un 21,3%, se mantuvo un 71,9%, y disminuyó un 6,8%. De cara al segundo semestre del año, un 11,9% espera aumentar su plantilla, un 84,8% cree que se mantendrá su número, y tan sólo un 3,3% piensa que disminuirán.

En lo que hace referencia a la inversión, tanto en maquinaria como instalaciones o nuevas tecnologías, los datos son más positivos que negativos, una buena noticia para las empresas. Las reclamaciones de los clientes se han mantenido, lo mismo que ocurre con el coste de financiación, que muestra un gran equilibrio.

Para elaborar el Índice de Confianza Empresarial, se ha entrevistado a 400 empresarios, con el apoyo del Banco de Sabadell y la ayuda de la Federación de Comercio en la tabulación de datos. Se pregunta sobre 12 indicadores.

Comentarios