economía

La crisis por la falta de semiconductores agrava la caída en las ventas del automóvil

Algunos concesionarios de Huesca aseguran que no están teniendo problemas de stock, otros que los clientes son compresivos con los retrasos

Concesionario Automoviles Cabrero
Concesionario en Huesca

El mercado del automóvil no remonta, o así lo aseguran algunos de los concesionarios de la ciudad de Huesca como ejemplo de lo que está ocurriendo en todo el sector. Las cifras siguen siendo negativas, las ventas han caído más de un 30% respecto al año anterior, no solo provocado por la pandemia, sino porque se están encontrando con problema de falta de stock en algunas piezas que hacen que se retrasen las entregas y matriculaciones.

Además, a esta crisis por la falta de semiconductores se añade la incertidumbre de los clientes porque no saben qué tipo de vehículo adquirir, si eléctrico, híbrido o de combustible. Todo ello "forma una tormenta perfecta" para no vender, como contaba Manolo Berdiel, gerente de Autolider.

Para algunos modelos hay que esperar entre dos o tres meses, otros a seis, pero pese a todo ello, "los clientes están siendo comprensivos", aseguraba Abel Navales, asesor comercial de Automóviles Cabrero, y no les importa esperar el tiempo necesario para comprarse el turismo.

Aún con todo, hay determinadas marcas que se venden en la capital oscense que siguen su curso habitual, ya que los vehículos y las piezas son fabricados en Japón, donde no tienen problema de stock en su fabricación.