AGRICULTURA

La DO Somontano prevé una reducción en la vendimia de este año

Las lluvias de primavera hacían prever una buena cosecha, pero las enfermedades derivadas, como el mildium, han mermado la producción

La variedad Chardonnay será la primera en recogerse
Imagen de archivo de la vendimia en los viñedos de la DO Somontano.

La producción vinícola de la añada 2018 en la Denominación de Origen Somontano no será tan buena como se podía prever en primavera. Así lo confirmaba la presidenta de la DO Somontano, Raquel Latre, que reconocía que “al principio de la primavera las lluvias nos hacían prever una muy buena producción, pero el exceso de precipitaciones no ha permitido entrar a los viñedos a prevenir enfermedades como el mildium y el oidio, lo que ha terminado mermando la producción”.

LATRE MERMA LLUVIAS

No obstante, a más de dos semanas de que comience la vendimia, prevista para mediados de agosto, es pronto para ofrecer cifras de cuál puede ser la producción total en la DO Somontano. Lo que parece claro, por el momento, es que las buenas previsiones de primavera se verán reducidas notablemente.

LATRE VENDIMIA 15 AGO

En la añada 2017 fueron las heladas y la sequía lo que marcó la producción, que bajó un 16% respecto a 2016, con una cosecha de más de 15 millones y medio de kilos de uva. Del total, el 68% eran uvas tintas (lideradas por las variedades Cabernet Sauvignon y Merlot con más de tres millones de cada tipo) y entre las variedades de uvas blancas, que suponen el 32%, lideran Chardonnay (con casi 3 millones de kilos) y Gewürztraminer (con más de 1,2 millones).

Las 32 bodegas y los quinientos viticultores recogerán en primer lugar la uva de pronta maduración: la blanca Chardonnay. Para continuar con Merlot, Gewürztraminer, Tempranillo y Riesling y Sauvignon Blanc y terminar con Cabernet-Sauvignon, Garnacha Tinta, Moristel y Parraleta.

La Denominación de Origen Somontano fue creada en el año 1984, cuenta con 4.000 hectáreas, pertenecen 32 bodegas e integra a cuarenta y tres municipios. El mapa de la cosecha está formado por quince variedades debido a que la entrada en vigor del reglamento adaptado a la Ley de la Viña y del Vino permitía la plantación de dos nuevas variedades, Riesling y Sauvignon Blanc para la elaboración de vinos blancos. Se suman a las ya existentes, Chardonnay, Gewürztraminer, Macabeo, Garnacha Blanca y Alcañón. Se completan con ocho tintas, Cabernet-Sauvignon, Merlot, Tempranillo, Syrah, Garnacha Tinta, Moristel, Pinot Noir y Parraleta.

Comentarios