empleo

La empresa de inserción Incluyem-Barmon cuenta con una plantilla de 15 personas

Las tiendas Contigo de Barbastro, Binéfar, Fraga y Monzón comercializan la ropa reciclada en el Centro "Valentín Ledesma"

Contigo
Tiendas Contigo / Economía

Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón impulsaba la creación de la empresa de inserción Incluyem-Barmon S.L, tras la extinción del proyecto “El Telar”, con el objetivo de dar mayor estabilidad laboral a personas en riesgo o situaciones de exclusión social utilizando, en primera instancia, el reciclaje y reutilización de textiles y de otros enseres.

Según explica la responsable Pili Cavero, la dinámica de la empresa les está sirviendo para adquirir y asentar hábitos y actitudes laborales a los 7 trabajadores de inserción de una plantilla de 15 que tiene la misma.

CAVERO CONTIGO

Pili Cavero,   Incluyem-Barmon

Incluyem realiza acciones de recogida de ropa en parroquias y más de 100 contenedores repartidos por el territorio de la diócesis; selección y triaje; lavado o higienización; planchado y etiquetado; preparación y envío de pedido, y comercialización en las tiendas “Contigo” de Monzón, Barbastro, Binéfar y Fraga.
Además, se puede depositar ropa en el Centro de Inserción Laboral “Valentín Ledesma” en Monzón. En el último año se recogieron 450.000 kilos.
Los objetivos de la empresa de inserción son: Facilitar el acceso al mercado laboral de personas en situación de exclusión social proporcionándoles un puesto de trabajo, formación y acompañamiento durante un periodo máximo de tres años.

Implicar a la comunidad en este proceso a través de la donación y la comercialización de productos textiles.

Apostar por la concienciación sobre el respeto al medio ambiente y el consumo responsable.


Comentarios