Binéfar

La falta de una autorización del INAGA relantiza el despegue del matadero de Pini 

Las obras del matadero que el Grupo Pini está construyendo en Binéfar se encuentran paralizadas a la espera de la licencia definitiva 

Matadero
Matadero de Binéfar que promueve el Grupo Pini / Economía

Las obras del nuevo matadero de Binéfar, que promueve el Grupo Pini, están paralizadas a la espera de conseguir la licencia definitiva de obras y la aprobación definitiva del proyecto de urbanización, cuestión que no puede darle el trámite definitivo el Ayuntamiento, ya que les falta la Autorización Ambiental Integrada que cumplimenta el INAGA y que, en estos momentos, está pendiente de resolver una alegación presentada.
Fernando Camarero, representante legal de la firma, considera que en este caso el retraso en el desarrollo del proyecto hay que atribuirlo a la DGA, ya que a través del INAGA ha dado amparo a una alegación, que fue desestimada por la Confederación Hidrográfica del Ebro.

CamareroPini

Fernando Camarero, representante legal del Grupo Pini

El ayuntamiento se encuentra a la espera que lleguen de manera inminente los informes sectoriales de la Confederación Hidrográfica del Ebro, que ya estaría firmado de manera positiva, y de aviación civil y el INAGA para poder dar la licencia, que podría ser a finales de julio o principios de agosto. Daniel Isábal, concejal de Urbanismo, destaca que ellos son meros intermediarios y que se dedican a cumplir con la ley, ya que se trata de un proyecto complejo.

Isabal Pini

Daniel Isábal, concejal de Urbanismo

MATADERO
A principios de mayo el Ayuntamiento de Binéfar paralizaba las obras del matadero “Litera Meat” que promueve el Grupo Pini por carecer de licencia de obras para su ejecución, ya que el permiso que tenían era para movimiento de tierras y cerramiento de la parcela.
“Litera Meat” promueve un matadero en el que se sacrificarán 4.000.000 de cerdos al año. El proyecto dará trabajo a 1.600 personas en el año 2023, sí se alcanza su máxima producción. La inversión estimada es de setenta millones de euros.
La primera fase estaría en funcionamiento en 2019 con unos 700 puestos de trabajo.

Comentarios