economía

La incertidumbre genera un ligero pesimismo en la confianza empresarial de la provincia

El sector agroalimentario y la construcción tiran de la economía, el metal se ralentiza, y el comercio, hostelería y turismo se mantienen

Presentación del Índice de Confianza empresarial CEOS Salvador Cored
Presentación del Índice de Confianza empresarial en CEOS, con Salvador Cored, director general, José Juan Prado, vicepresidente, y Luis Cánovas, director territorial del Banco Sabadell


La desaceleración en la economía altoaragonesa a la que apuntaba el último Índice de Confianza Empresarial (ICE), se ha visto confirmada con los datos de la última encuesta, llevada a cabo en estos últimos meses por CEOS-CEPYME Huesca. Los empresarios oscenses ya no miran al futuro con optimismo moderado, sino que se habla ya de ligero pesimismo. De hecho, tras dos años con el ICE en positivo, este año vuelve a caer al -10,5%.

Para el cálculo del índice que tienen en cuenta las variables de ventas, número de trabajadores, e inversión en nuevas tecnologías, instalaciones o maquinaria.

Tras dos años en positivo, la curva del Índice de Confianza Empresarial pasa a negativo
Tras dos años en positivo, la curva del Índice de Confianza Empresarial pasa a negativo

La media ponderada entre ventas nacionales e internacionales, número de trabajadores, inversión en nuevas tecnologías o inversión en instalaciones o maquinaria se situó en un 0,2%. Sin embargo, el índice de expectativas, es decir, la confianza en los próximos seis meses desciende hasta el -21,25%. El Índice de Confianza Empresarial de los primeros seis meses de este año es del -10,5%. Se ha caído en zona negativa después de que el ICE de 2018 fuera del 2,8%, y el de 2017 fuera del 4,7%. El peor dato con que se cuenta es el de 2018, el peor momento de la crisis, cuando el ICE fue del -43,8%.

Dentro de los sectores de la provincia, comercio, hostelería y metal han presentado un comportamiento más negativo, mientras que construcción y el sector agroalimentario muestran una mayor confianza en que las cosas irán bien y prevén importantes inversiones.

En ventas nacionales se observa un ligero pesimismo. Hay más empresas que creen que las ventas se mantendrán o disminuirán (33,1%). Lo mismo ocurre en ventas internacionales. Los precios de los últimos meses presentan equilibrio, y también se prevé que los costes de las materias primas se mantengan después de haber aumentado. En inversión hay prudencia. Para los próximos 6 meses, solo el 23% de las empresas prevé invertir, mientras que el 76% no lo hará.

El número de trabajadores se ha mantenido y de cara al futuro se atisba una ligera reducción. No hay previsión de inversión en nuevas tecnologías. En todo caso, el sector que más va a invertir es construcción. También se mantendrá el coste de la financiación, así como las reclamaciones de los clientes. Finalmente, se prevé que las importaciones, que aumentaron ligeramente los últimos meses, disminuyan.

Para elaborar el Índice de Confianza Empresarial se ha entrevistado a 400 empresarios de todos los sectores y de toda la provincia. Para ello se ha contado con el apoyo del Banco Sabadell, y la ayuda de la Federación de Comercio en la tabulación de datos. Se pregunta sobre 12 indicadores.

Comentarios