ECONOMÍA

La marca nacional de calidad ‘Espárragos de Barbastro’ quiere seguir la estela del tomate rosa

La Asociación de Hortelanos del Alto Aragón ha presentado la marca, que une la variedad tradicional y el espárrago grueso blanco, testado con éxito

Marca nacional Espárragos de Barbastro
Presentación de la marca nacional Espárragos de Barbastro.

La Asociación de Hortelanos del Alto Aragón ha presentado la marca nacional de calidad ‘Espárragos de Barbastro’, que pretende seguir la estela y los éxitos cosechados por el tomate rosa de Barbastro.

El pasado 6 de noviembre recibieron la concesión oficial de la marca nacional de calidad ‘Espárrago de Barbastro’ al espárrago tradicional y al espárrago grueso blanco de las variedades homologadas y autorizadas en el reglamento.

La Asociación de Hortelanos del Alto Aragón lleva trabajando en este proyecto desde 2016, con una plantación-demostración de tres años que en esta campaña ya se ha realizado la cosecha completa.

José Antonio Armengol, presidente de la Asociación de Hortelanos del Alto Aragón, recordaba que la variedad tradicional del espárrago estaba “abocada a la desaparición”, y decidieron poner en marcha este proyecto con un cultivo que es "totalmente complementario" al del tomate rosa.

ESPÁRRAGOS 1

Esteban Andrés, gerente de la asociación, indicaba que desde 2016 trabajan en un proyecto de plantación de espárrago grueso blanco que ha dado "resultados de éxito". De momento, hay plantada una esparraguera desde 2016, otras tres plantaciones  desde 2017 (dos en Barbastro y una en Pozán de Vero) y una más en este 2018. Para el próximo año, otro horticultor plantará una hectárea de espárrago blanco grueso y desde la asociación realizarán una campaña de divulgación para promover nuevas plantaciones

ESPÁRRAGOS 2

Desde la Asociación de Hortelanos del Alto Aragón destacan que, gracias a la excelente trayectoria del tomate rosa de Barbastro, las expectativas de comercialización del espárrago de Barbastro "son muy buenas", y ya ha despertado interés entre los comercializadores.

Comentarios