turismo

La Oficina de Turismo de Aínsa recibía más de 14.000 visitantes en el mes de agosto

El porcentaje de turistas sigue estando un 15% por debajo de las cifras de 2019

Imagen de Aínsa.
Imagen de la Villa de Aínsa este mes de agosto.

El mes de agosto lograba concentrar una afluencia de turistas muy notable en la Villa de Aínsa. Y es que durante el mes que acaba de finalizar pasaban por la Oficina Municipal de Turismo 14.594 personas, un 45% más que en el año 2020. El acusado descenso del turista internacional hacía que el porcentaje sea, a nivel global, un 15% menor que en el año 2019, aunque las sensaciones y la alta ocupación eran las propias de veranos anteriores a la pandemia.

El alcalde de Aínsa-Sobrarbe, Enrique Pueyo, afirma que los datos de agosto son excelentes, y conjuntamente, con julio han dado como resultado un gran verano. “Hemos echado en falta al visitante internacional tanto en primavera como ahora en verano, y aunque tenemos en mente el año 2020 y el saldo positivo del presente año, debemos seguir trabajando para recuperar al turista extranjero, especialmente de centro Europa y de América”.

La procedencia más destacada durante esta temporada era Barcelona, pues uno de cada cinco visitantes llegaba desde la ciudad condal. Comunidad Valenciana, Madrid y País Vasco le siguen en el ránking, mientras que del lado internacional ha sido Francia la más frecuente. Desde el ayuntamiento y la Oficina de Turismo Municipal confían en que el otoño siga dando un respiro a las empresas locales tras un año difícil de restricciones y falta de público.