ipc

La tasa de inflación en agosto fue del -1,2% anual en la provincia de Huesca, idéntica a julio

CC. OO. pide la puesta en marcha inmediata de la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica

IPC de agosto en Aragón
IPC de agosto en Aragón


Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa anual de inflación en el mes de agosto se situó en el -0,7% anual en Aragón, idéntica a la registrada en el mes anterior. En la provincia de Huesca el dato desciende hasta el -1,2% anual, misma cifra a la de julio. En el conjunto de España la tasa de inflación en agosto era del -0,5% anual, una décima menos negativa que en julio, cuando fue del -0,6% anual. Respecto al mes de agosto del año anterior, destacó la influencia de la bajada de precios de los combustibles.

La provincia de Huesca lleva con datos en negativo desde el pasado mes de marzo. Entonces, el IPC anual fue del -05%, en abril del -2,1%, en mayo del -1,9%, en junio del -0,9% y en julio del -1,2%.

En concreto, las tasas anuales de inflación en Aragón eran positivas en agosto en ocho de los doce grupos de consumo considerados por el IPC, siendo negativa en los cuatro grupos restantes.

A la cabeza de la relación en agosto se situó en Aragón el grupo de Otros bienes y servicios, con una tasa de inflación del 2,4% anual. Este era el único grupo de consumo que en dicho mes superaba el umbral del 2% anual, considerado como crecimiento estable de los precios por parte del Banco Central Europeo en sus objetivos de política monetaria.

A continuación, con tasas de inflación entre el 1% y el 2%, se situaban en Aragón en agosto los grupos de consumo de Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,6% anual) Enseñanza y Medicina (ambas con un 1,3% anual) y Vestido y calzado (1,0% anual). Tras ellos, con tasas por debajo del 1% anual, se encontraban en agosto Hoteles, cafés y restaurantes (0,8% anual), así como Bebidas alcohólicas y tabaco (0,6% anual) y Menaje (0,3% anual).

Por último, los precios se redujeron en agosto en comparativa anual en los grupos de consumo de Comunicaciones (-1,2% anual), Ocio y cultura (-1,5% anual), Vivienda (-3,7% anual) y Transporte (-5,1% anual), reflejando en los dos últimos casos el abaratamiento de los combustibles respecto al mes de agosto del año anterior. En concreto, el precio internacional del petróleo cotizó en agosto a un promedio de 45,4 dólares por barril en su calidad Brent, un 23,1% más barato que un año antes.

Por comparación con el mes anterior, los precios experimentaron en agosto un aumento de una décima en Aragón, como consecuencia fundamentalmente del aumento de los precios de Hoteles, cafés y restaurantes, así como del incremento en el precio de Vivienda. De esta forma, se registraron aumentos de precios en seis de los doce grupos de consumo frente a disminuciones en otros cuatro grupos y estabilidad de precios en los dos grupos de consumo restante.

En concreto, las mayores subidas mensuales se produjeron en Hoteles, cafés y restaurantes (0,9% mensual), reflejando la temporada alta estival, así como en Vivienda (0,3% mensual).

Los precios de Ocio y cultura crecían un 0,2% mensual en Aragón en agosto, seguidos de Otros bienes y servicios, Comunicaciones y Alimentos y bebidas no alcohólicas, con un 0,1% mensual en los tres casos.

Los precios de Enseñanza y Medicina no sufrieron variación mensual alguna en agosto en Aragón. Por último, descendieron mensualmente seis décimas los precios de Vestido y calzado (0,6% mensual) debido al período avanzado de rebajas con mayores descuentos, Bebidas alcohólicas y tabaco y Transporte (ambas un 0,2% % mensual) y Menaje (un 0,1% mensual).

Por provincias aragonesas, la tasa de inflación en agosto de 2020 se situó en un -1,2% anual en el caso de Huesca, un -0,6% anual en Teruel y un -0,6% anual en Zaragoza.

A este respecto, CC. OO. Aragón ha mostrado su preocupación por las tasas negativas de inflación y el bajo índice de la inflación subyacente, unas tasas que reflejan el escaso dinamismo de la economía aragonesa, el desplome del consumo y de la inversión privada que aún se encuentran en tasas negativas.

Debido a la delicada situación que atraviesa la economía, el sindicato plantea la puesta en marcha inmediata de la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica aprobada en junio para implementar las políticas de impulso económico que necesita Aragón. El objetivo, si las condiciones sanitarias lo permiten, debe ser la reactivación de la actividad económica y del consumo, la recuperación de la confianza empresarial y la creación de empleo de calidad.

Ante un escenario de baja inflación y el riesgo real de caídas generalizadas de los salarios, el sindicato estima que urge retomar las negociaciones sobre la reforma laboral para cambiar los aspectos más lesivos que permitan garantizar el poder adquisitivo de los trabajadores y evitar la destrucción de empleo.

Comentarios