salud  pública 

La Universidad pone en marcha un laboratorio para certificar la seguridad en los productos industriales

wer
Momento de la visita 

El Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza ha dado un nuevo paso para garantizar la seguridad sanitaria del consumidor. El laboratorio, acondicionado por la multinacional HMY, especializada en soluciones globales para el retail, está dirigido a la investigación de soluciones de higienización frente al Covid para el sector retail en un proyecto dentro de su Cátedra con la Universidad de Zaragoza.

Arturo Aliaga, consejero de industria
CORTE ALIAGA 1 COMERCIO 27

El laboratorio cuenta con un nivel 3 sobre 4 de bioseguridad y allí se realizarán pruebas a pequeña escala con empresas como HMY y otras dedicadas la fabricación de diferentes materiales y que ya han mostrado interés. Además, se llevarán a cabo labores de investigación con proyectos a nivel nacional y europeo.

El laboratorio ha sido visitado por el vicepresidente del Gobierno de Aragón Arturo Aliaga quien ha estado acompañado por el máximo responsable del proyecto Juan José Badiola y el Rector de la Universidad José Antonio Mayoral. 

Arturo Aliaga ha destacado la importancia de la colaboración desde el Gobierno de Aragón con la Universidad de Zaragoza, las empresas y la ciencia “para poner ese enorme potencial al servicio de las empresas”. También ha recordado la “necesidad de certificar la seguridad de los productos industriales y de unas instalaciones acordes a las exigencias de las empresas”. También ha querido reconocer la labor de HMY, “una empresa aragonesa que crea, exporta, innova y nos da buenas noticias”. Por último, también ha querido poner en valor la capacidad del equipo humano que hay en estos proyectos y de “un pilar básico de nuestra comunidad autónoma como la Universidad de Zaragoza”.Por su parte, José Antonio Mayoral ha insistido en que “no apartemos la mirada de la ciencia, ahora que ha cobrado tanta importancia” y ha subrayado las palabras del vicepresidente en las que insistía en la colaboración entre organismos e instituciones.

Ambos, junto al director general de HMY, José Benito Pardo, han acompañado al investigador y director del centro, Juan José Badiola, al nuevo laboratorio, donde ha tenido lugar un ejemplo práctico de la eliminación del COVID-19 en prendas a través de ozono y rayos ultravioletas. Allí se llevarán a cabo ensayos con la cabina de limpieza para textiles desarrollada por la multinacional durante el estado de alarma, una solución que resolvería la higienización de prendas en el punto de venta (probadores, exposición o devoluciones). De este modo, las empresas podrán certificar y validar así algunos de los procesos que se aplican en sus productos antes de su comercialización.

Comentarios