nieve

Las estaciones de esquí generan en España más de 3.100 puestos de trabajo directos

En Aragón la nieve provoca una facturación que ronda los 127 millones de euros/temporada en los valles

Candanchú a las  08:20 de hoy miércoles
Candanchú 


La nieve sigue siendo el "oro" blanco de las zonas de montaña en España en general y en particular en la provincia de Huesca. Cada año miles de personas se desplazan hasta los centros invernales de alpino, fondo, zonas de travesía o raquetas para disfrutar de la nieve

ATUDEM (Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña) acaba de presentar la próxima temporada con la ilusión de poder abrir en “cuanto la nieve lo permita”.

Una palabra define este arranque y es "incertidumbre" por saber como va a evolucionar la pandemia y en qué grado va a afectar a esta industria.

Esta claro que el conocido aprés-ski de conciertos, ocio, actos-eventos que congregaban a cientos de personas no se van a realizar y va a cambiar de modelo con otro tipo de propuestas.

Anuncio Ondas Blancas
Anuncio Ondas Blancas

Los ingresos directos de las estaciones españolas alcanzaron la temporada 2019-2020  los 118,7 millones de euros, una cifra similar a la de un año antes, gracias al aumento de la facturación media por visitante, que pasó de 22,79 euros a 24,78 euros.

El número de visitantes en la temporada 2019-2020 fue de casi 4,8 millones y un tercio de las estaciones de esquí que forman parte de Atudem ha registrado un aumento de afluencia. El Sistema Pirenaico sigue siendo el que mayor afluencia de visitantes registro, concentrando el 71,9% del total. Esta es una tónica general de cada año.  En la temporada 2018-2019 se alcanzaraón 5,6 millones de usos.

Cada año, el sector realiza importantes inversiones en mejorar la producción de nieve artificial, renovar remontes y maquinaria, adecuar pistas. Este  verano,  las inversiones han sido de 36,2 millones de euros para adaptarse a las nuevas necesidades derivadas de la crisis sanitaria. En Formigal destaca la inversión realizada en el telesilla “Lanuza”.
 
Las estaciones de esquí  en España dan empleo directo a 3.108 personas.  El año pasado 2.421 fueron empleos de temporada y 687 fijos. Son 26 estaciones repartidas por los sistemas montañosos de España 

Así se indican algunos de estos datos en el informe: "El esquí español, valor seguro" , presentado por la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem) durante la IV Gala en honor a los deportes de la nieve, organizada por la Real Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI), en las instalaciones de Madrid SnowZone.

Se dice, en el sector, por parte de los directivos que cada copo de nieve que cae a pistas es un euro.  Un estudio realizado en Aragón indica que de cada 100 euros gastados por un esquiador, 20 se quedan en las empresas de remontes y el resto 80 % se reparten en el territorio en hoteles, tiendas, bares y aprés-ski.

La "otra nieve" como el esquí nórdico, skimon (Travesía) raquetas... cada vez va más y estaciones como Candanchu, Llanos del Hospital, Larra Belagua, LLes o Puerto de La Ragua cada vez tienen más visitantes. 

El 28 % del parque de esquiadores españoles es menor de edad. El perfil del esquiador español es masculino de 35 a 45 años, con nivel medios y esquía con frecuencia moderada (entre 5 y 10 días).

Hay una importante oferta hotelera. En el Pirineo de Huesca, por citar un ejemplo son más de 45.000 camas a pie de pista y en el entorno de las estaciones.

Guía de buenas prácticas 2020-2021

Durante los meses estivales las estaciones Atudem han trabajado de forma coordinada en medidas de prevención para evitar la propagación del coronavirus, elaborando de un protocolo de actuación común en todas ellas.

La guía de buenas prácticas es un documento que recoge los criterios de seguridad e higiene en todas las pistas e instalaciones, como la obligatoriedad de respetar la distancia social, el uso de mascarilla y gel hidroalcohólico, la limitación de aforo, la señalización especial, la digitalización del forfait y la implantación de tecnología 'contactless'.

Además, las estaciones han flexibilizado sus políticas de cancelación y han ampliado la aplicación de tecnologías 'contactless' en las instalaciones para reducir las posibilidades de propagación de la enfermedad

Comentarios