economía

Las herramientas financieras del Gobierno de Aragón concretan cerca de 250 operaciones con pymes y autónomos

El objetivo es paliar los efectos del coronavirus


El Gobierno de Aragón, a través de las sociedades públicas Sodiar, Suma Teruel y Avalia, ofrece liquidez a pymes y autónomos para ayudarles a paliar los efectos de la covid-19. Desde el pasado 20 de abril, el tejido productivo aragonés cuenta con 13 millones de euros a su disposición para operaciones de circulante y 40 millones para garantía en avales, además de la posibilidad de solicitar moratorias en sus préstamos con Sodiar y Suma Teruel. En estas primeras semanas, ya se han tramitado 159 solicitudes de avales por un importe que supera los 14 millones de euros, 29 peticiones de circulante por un total de más de 1,9 millones de euros y se han concedido 47 moratorias en prestamos vivos.

Entre las operaciones concedidas, figuran pequeños préstamos de 5.000, 9.000 o 10.000 euros para autónomos que regentan locales como, por ejemplo, una mercería, una tienda de colchones o un negocio de reformas de pisos, lo que les está permitiendo afrontar pagos de facturas de mercaderías y dotarse de circulante. En total, la sociedad pública Sodiar cuenta con 19 operaciones de financiación de circulante listas para su resolución, con un importe total de 1.188.900 euros, y ha concedido 30 moratorias en operaciones vivas. Por su parte, Suma Teruel tiene en fase de resolución diez peticiones por un importe de 740.000 euros y ha concedido 17 moratorias en operaciones vivas. Con estas moratorias también se contribuye a mejorar la liquidez de las empresas prestatarias que, de esta forma, no tienen que hacer frente a las amortizaciones de principal de los préstamos devengadas durante un plazo de seis meses.

Por último, la sociedad pública de garantía recíproca Avalia, ha recibido 159 solicitudes de avales para operaciones de financiación de circulante por importe de 14.068.794,18 euros. De estas operaciones, 104 proceden directamente de clientes de Avalia y 55 han llegado de la mano de entidades financieras. Además, desde la puesta la marcha de esta línea específica para paliar los efectos del coronavirus, también ha recibido siete solicitudes de nuevas operaciones de inversión por un importe de 735.000 euros en su línea de operatoria habitual.

El objetivo de esta inyección de liquidez dirigida a las pymes y autónomos aragoneses es mitigar los problemas económicos ante los que les sitúa la crisis del coronavirus y permitirles abordar las necesidades de financiación para poder hacer frente a sus pagos y recuperar la tesorería perdida.

Comentarios