ECONOMÍA

Las rachas de viento de hasta 90 km/h deslucen la Ferieta de Aínsa

El viento ha obligado a suspender actividades como la caza de trufa con perros y el cross, y varios feriantes han decidido no montar sus carpas

Ferieta de Aínsa 2019
Ferieta de Aínsa 2019
Ferieta de Aínsa 2019
Ferieta de Aínsa 2019
Ferieta de Aínsa 2019
Ferieta de Aínsa 2019
Ferieta de Aínsa 2019
Ferieta de Aínsa 2019

Las fuertes rachas de viento registradas en Aínsa este fin de semana han obligado a suspender varias de las actividades previstas en el programa de la Ferieta, que este año se ha visto deslucida por las inclemencias meteorológicas hasta el mediodía de este domingo, cuando el viento ha empezado a amainar.

El viento ha obligado a suspender la demostración de caza de trufa con perros, el cross de la Ferieta (que se celebrará el próximo domingo) y se ha tenido que cerrar la carpa de la trufa para evitar riesgos. Unos 40 feriantes decidían no montar sus puestos y retomaban el camino de regreso. Unos 80 feriantes se han quedado en la Ferieta ofreciendo sus productos pese al frío y al viento.

José Antonio Morillo, director de la Ferieta
FERIETA VIENTO 1

Morillo lamentaba estas afecciones, y destacaba que la afluencia de visitantes era notablemente menor este año, también porque el túnel de Bielsa permanecía cerrado buena parte del fin de semana. Aun así, se calcula que la Ferieta ha recibido una afluencia de unas 5.000 personas.

“Al viento se ha sumado que el túnel de Bielsa-Aragnouet ha estado cerrado de manera intermitente durante todo el fin de semana y la nieve en la zona de Jaca, que también ha influido en que venga menos gente”, indicaba Morillo.

FERIETA VIENTO 2

En el marco de la Ferieta, se entregaban este sábado los Premios Cruz de Sobrarbe al párroco José María Cabrero y los propietarios del Refugio de Viadós, Joaquín Cazcarra y Cristina Zueras. Enrique Pueyo, alcalde de Aínsa, destacaba la importancia de reconocer a personas anónimas que hacen de Aínsa y Sobrarbe un lugar mejor para vivir.

FERIETA PREMIOS

La Ferieta volvía a congregar a vecinos de los distintos valles de la comarca de Sobrarbe y de otros puntos de la provincia altoaragonesa. Una vez más han encontrado una gran variedad de productos de alimentación, entre los que no faltaban los productores locales de Quesos Bal de Broto, Paté L’Aínsa, Miel Casa Montalbán o Chistau al natural, entre otros.

Desde primera hora del domingo, junto a los restos de la hoguera de la Plaza Mayor, se repartía Caldo de Gallina de Sobrarbe entre los asistentes; y también, se servía chocolate caliente, preparado en principio para los jovencísimos atletas que iban a competir en el Cross de la Ferieta que se ha aplazado hasta dentro de una semana. Ante esta situación, se ha servido el chocolate al público. El caldo y el chocolate a la taza han ayudado a contrarrestar el frío, incrementado por el intenso viento.

La degustación del guisado de ternera de Raza Pirenaica, patrocinada por ASAPI, ha marcado el final de una Ferieta, en la que las ventas han resultado positivas, gracias al buen ánimo de compradores y vendedores.

Comentarios