laboral

Los sectores de monitoras de comedor y gestión de cocinas protestan por la incierta situación en la vuelta a las aulas

Sus condiciones laborales han cambiado y deben asumir nuevas tareas

Participantes en la concentración de monitoras de comedor y gestión de cocinas
Participantes en la concentración de monitoras de comedor y gestión de cocinas


Los sindicatos UGT, CC. OO. y OSTA han convocado para este miércoles una concentración de las monitoras de comedor y de los trabajadores de restauración colectiva (gestión de las cocinas) en protesta por la confusión que están viviendo desde que comenzara la pandemia. Protestan porque desde el pasado mes de marzo ambos sectores han sufrido en especial esta situación, llena de incertidumbre, con afectación además a las plantillas. Indican que los ERTE han sido una constante y han disminuido los ingresos de los trabajadores de estos sectores en los últimos siete meses.

Denuncian, además, que tras empezar el nuevo curso escolar se han encontrado con una situación diferente, ya que la jornada continua obligatoria ha supuesto una reorganización de los espacios en los comedores escolares y se han tenido que tomar diferentes medidas y protocolos de seguridad. Todo esto ha supuesto que al personal de monitoras de comedor se le esté obligando a controlar y mantener las medidas sanitarias con grupos estables de convivencia, que vienen ya organizados individualmente desde las aulas, y que en el comedor, sin embargo, son agrupados de una forma ilógica y peligrosa, con la dificultad que conlleva en educación infantil.

Esto también produce limitación de puestos de trabajo, lo que supone que un 40% del personal de monitoras esté sin trabajar. También se ha modificado la jornada, debido a la implantación generalizada de la continua, por lo que las trabajadores que compatibilizan este trabajo con otra actividad han tenido que modificar o abandonar alguna de sus actividades. Denuncian igualmente que se les han asignado tareas que no les corresponden y que están fuera de sus obligaciones.

Y también les preocupa todo el personal de ambos sectores que todavía no han sido llamados para trabajar y que se pueden encontrar, en un futuro no muy lejano, con que se vean agotadas las prestaciones del SEPE.