epa

Los sindicatos alertan de la mala calidad del empleo y los empresarios valoran la continuidad de los buenos datos


Una vez conocidos los datos de la EPA del primer trimestre del año, CC. OO. Aragón hace una valoración negativa, ya que aseguran que a pesar de la disminución de la población parada, la ocupada aumenta muy ligeramente, por lo que el descenso del paro se debe a la disminución de activos y no al incremento de ocupados, lo que demuestra que el crecimiento económico no está creando empleo. UGT considera que la EPA ha sido mala en España y en Aragón aparentemente buenos, porque no se ha creado empleo. En su opinión ha bajado tanto la actividad, que ha bajado el paro. Además alertan de la mala situación laboral de la mujer. Para CEOE Aragón, los datos del primer trimestre de 2019 son positivos en conjunto, aunque con matices relevantes, que reflejan la desaceleración de la actividad económica que se viene ya advirtiendo durante los últimos meses. Entre ellos se encuentran la progresiva moderación de la creación de empleo, la mayor contracción del empleo privado y la reducción de la ocupación industrial. Y por su parte, CEPYME Aragón considera preocupante la tasa de empleo juvenil e insiste en la necesidad de crear empleo en los sectores productivos.

CC. OO. Aragón convoca a toda la ciudadanía a sumarse a las manifestaciones que se realizarán con motivo del 1º de mayo, bajo el lema: "Primero las personas" reclamando la creación de empleo de calidad, el aumento del poder adquisitivo de los salarios y pensiones, soluciones a la pobreza y desigualdad y reforzar las redes de protección social. En este sentido, el sindicato asegura que el poco empleo que se crea es precario y temporal y alertan de la brecha de género que, no solo se mantiene, sino que, además, aumenta trimestre tras trimestre. UGT considera que lo único que tira del empleo es la administración pública, lo que entienden que es muy preocupante.

Ante la situación actual, CEOE Aragón considera que consolidar la recuperación del mercado laboral y favorecer que sigan bajando las cifras de paro exige un apoyo claro a empresas y el impulso de su actividad, competitividad y capacidad tanto de inversión como de contratación. Para ello, las instituciones deben actuar en aquellos elementos que pueden mejorar el entorno en que trabaja el tejido productivo con un ajuste estable de sus costes tanto fiscales como laborales y energéticos, el recorte de las cargas administrativas que soportan sus actividades, facilidades y apoyos para ganar tamaño, internacionalizarse e innovar. La concertación a través del diálogo social y la estabilidad institucional que evite incertidumbres son aspectos clave para lograrlo.

Por su parte, el presidente de CEPYME Aragón, Aurelio López de Hita señala que a pesar de una Semana Santa tardía, los datos interanuales son positivos e indican que la senda que se sigue es la correcta. No obstante, considera que sigue siendo muy preocupante la tasa de paro juvenil (un 30%) que, aunque es mejor que el promedio nacional, es muy elevada. CEPYME Aragón insiste en la importancia del apoyo a la actividad empresarial y, más especialmente, a las PYMES y autónomos que crean 7 de cada 10 empleos generados en Aragón.

Comentarios