huesca 

Atades impulsa la empleabilidad de las personas con discapacidad a través de la orientación laboral 

La entidad promueve la empleabilidad de forma personalizada a través del
servicio de orientación laboral

Javier Bercero en su puesto de trabajo en Automóviles Cabrero Huesca
Javier Bercero en su puesto de trabajo en Automóviles Cabrero Huesca

El mercado de trabajo ha cambiado muchos en las últimas décadas y en concreto, para las
personas con discapacidad intelectual o del desarrollo cada vez se presentan más y
mejores oportunidades laborales. Sobre todo, por el apoyo de instituciones y empresas
que confían en el trabajo de este colectivo, valorando la calidad y profesionalidad de estos
trabajadores.

Para Atades Huesca, la orientación laboral es clave para mejorar la inserción en el
mercado laboral de personas con discapacidad intelectual; por lo que la entidad ha
puesto en marcha un servicio integral de orientación laboral con el objetivo principal de
integrar en el mercado laboral a las personas con discapacidad intelectual o del
desarrollo.

El objetivo es ofrecer un itinerario laboral individualizado a cada persona, en función de
sus expectativas, necesidades y posibilidades, favoreciendo y facilitando el tránsito de los
trabajadores entre los tres entornos posibles: centro ocupacional, centro especial de
empleo (empleo protegido) y/o empleo con apoyo en empresa ordinaria.

Se trata de facilitar oportunidades de formación, ocupación y empleo. “Cada vez son más
las empresas que acuden a nosotros con ofertas de empleo y no sólo por cumplir la cuota
legal o por beneficios fiscales, sino porque se han dado cuenta de los beneficios a nivel
personal y social que pueden conseguir al incluir una persona con discapacidad en su
equipo” asegura Estela Salinas, trabajadora social de la entidad.

Diego Ortiz, en su puesto de trabajo en Tinkervan
Diego Ortiz, en su puesto de trabajo en Tinkervan

En el día a día de Atades Huesca trabajamos para conseguir una mayor autonomía de los
usuarios y la formación laboral es una de las herramientas para conseguirlo. Un servicio
de calidad centrado en cada individuo porque son las personas con discapacidad
intelectual las que plantean qué les gustaría hacer y cómo. “Nuestra orientación laboral
empieza con un análisis del potencial de esa persona así, podemos orientarles, dentro de
sus deseos, hacia un itinerario u otro” comenta Salinas.

Gracias a este trabajo, Atades Huesca ha logrado recientemente la inserción de dos
personas con discapacidad intelectual en dos empresas oscenses: TINKERVAN y
Automóviles Cabrero.

Comentarios