empleo 

Más de 400 empresas ofrecen empleo a 195 jóvenes a través de la oenegé YMCA

El proyecto de integración laboral de jóvenes comenzó en 2016 y ha atendido a 314 participantes 

La proporción de hombres desempleados continúa siendo mayor que la de mujeres
Un 31% de los beneficiarios del programa se encontraba en situación de inactividad, es decir, no estudiaban ni trabajaban

Un total de 421 empresas han colaborado con la ONG YMCA para conseguir insertar en el mercado laboral a 195 jóvenes desde que comenzase el proyecto de Itinerarios Individualizados de Orientación Profesional de la organización en 2016. Desde entonces, YMCA ha atendido en Huesca a 314 participantes y casi dos tercios han obtenido un empleo, mientras que un 15% ha accedido a una formación para el empleo. 

El programa cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo y la Iniciativa de Empleo Juvenil y en el marco de ejecución del Programa Operativo de Empleo Juvenil (POEJ) y tiene como objetivo incorporar al mercado laboral o a la educación y formación, a jóvenes de entre 16 y 29 años que no se encuentren ni estudiando ni trabajando y sean beneficiarios del Sistema de Garantía Juvenil.

"Llevamos casi 40 años trabajando por el desarrollo de los y las jóvenes en nuestro país y sabemos el potencial que tienen para el crecimiento económico y social, la integración de la población juvenil como parte activa y no solo como un proyecto de adultos", ha comentado Vera Villarroya, directora del proyecto. Además, añade que son conscientes de que "la situación de desempleo y desorientación que enfrenta la juventud en estos últimos años no tiene precedente". 

Un 31% de los beneficiarios del programa se encontraba en situación de inactividad, es decir, no estudiaban ni trabajaban, pero tampoco buscaban empleo de forma activa. Se debe tener en cuenta que más de dos tercios proceden de entornos desfavorecidos y que el nivel de estudios del 76% de estos jóvenes no superaba el de la ESO o formación profesional de Grado Medio. 

Una de las particpantes, Laura Rodríguez, explica que acudió al centro "muy deprimida porque llevaba bastante tiempo sin trabajo. Ya no sabía qué hacer y no entendía por qué no me llamaban de ningún sitio, ya que echaba currículos para todo". Encontró en YMCA un acompañamiento profesional en su orientadora Lorena, que le ofreció "herramientas para mejorar el currículo" y consejo "sobre cómo enfrentarse a varios tipos de entrevistas de trabajo".

Entrevista a Erica Cabrero 
Comentarios