economía

Máxima preocupación entre los empresarios altoaragoneses por las últimas medidas del Gobierno para parar todo lo que no es esencial

Instan a buscar medidas cuanto antes para que la recuperación tras el parón sea efectiva y rápida

Sede de CEOS CEPYME Huesca
Edificio de CEOS CEPYME Huesca


Las medidas decretadas ayer por el Gobierno de España, y que entraban en vigor este lunes, marcando el parón de todas las industrias y empresas no esenciales del país, ha causado una mayor inquietud en los empresarios, ya de por sí muy afectados por el Estado de Alarma desde hace 15 días. La preocupación es máxima, aseguran, por haber tenido que parar de forma obligatoria sectores que estaban funcionando con normalidad, como la construcción y la industria manufacturera.

El director general de CEOS-CEPYME Huesca, Salvador Cored, indicaba que los efectos van a ser muy negativos, y habrá que ver cómo se recuperan los permisos retribuidos y todas las horas que no se van a trabajar, para lo que habrá que llegar a acuerdos entre las partes. Pero además, hay que prever cómo se va a salir de esta situación para que la actividad se pueda ir recuperando con normalidad.

A la vista de cómo se comunicaron las últimas decisiones tomadas por el Gobierno el sábado 28 por la tarde, los empresarios han tenido la sensación de que no se les ha escuchado ni tenido en cuenta. Además, consideran que el sector de los autónomos ha quedado totalmente desatendido y en un "limbo" en el que no saben qué pueden hacer.

CEOE España, y por extensión CEOS-CEPYME Huesca, solicitarán medidas que faciliten recuperar la normalidad, pero en condiciones. Su preocupación es mantener las empresas, algo que pasa por sostener el empleo con el mayor nivel de calidad que posibilite el desarrollo del negocio. Y consideran que medidas como esta, a pesar de la empatía que hay que tener con el Gobierno, obligarán a hablar, posteriormente, en el marco del Diálogo Social, con sindicatos (CC. OO. y UGT), empresarios (CEOE y CEPYME) y el Gobierno central para llegar a pactos y encontrar medidas de todo tipo, fiscal, tributario, laboral y mercantil, para salir de esto cuanto antes, porque si no, el daño puede ser tan perjudicial que sea irreparable.

Los responsables de la patronal oscense mandan un mensaje de ánimo a los empresarios, conscientes del difícil momento por el que se está pasando.