TURISMO RELIGIOSO

Organizadores de peregrinaciones de Andalucía descubren la ‘ruta de san Josemaría' y el Somontano

Este viaje de familiarización permitió conocer a fondo la capital del Somontano, Torreciudad y Alquézar

Organizadores de viajes religiosos visitan la ruta de san Josemaría
Organizadores de viajes religiosos visitan la ruta de san Josemaría
Organizadores de viajes religiosos visitan la ruta de san Josemaría
Organizadores de viajes religiosos visitan la ruta de san Josemaría
Organizadores de viajes religiosos visitan la ruta de san Josemaría
Organizadores de viajes religiosos visitan la ruta de san Josemaría

Una decena personas procedentes de Sevilla se desplazaron hasta Barbastro para conocer de primera mano los recursos y posibilidades que la Comarca de Somontano ofrece para el turismo orientado al binomio religión y cultura. La ‘Ruta Mariana’, a través de su Oficina de Promoción, y la AESB (Asociación Empresarios Somontano Barbastro) han promovido este viaje de familiarización junto con el Ayuntamiento de Barbastro, cuya colaboración ha resultado clave para poder traer hasta aquí a este grupo de andaluces. Para esta ocasión se eligieron una serie de dinamizadores y organizadores de peregrinaciones y viajes religiosos que de manera habitual incluyen tanto el lado espiritual como cultural en los diferentes viajes que programan.

Este viaje se ha centrado en la etapa de la Ruta Mariana ‘Torreciudad-Meritxell’, compartiendo así una primera parte con visitas del Somontano con otra segunda basada en el Principado de Andorra. A la llegada a Barbastro, el grupo fue recibido por la teniente de alcalde y concejal de Desarrollo, Sonia Lasierra, quien además de darles la bienvenida y compartir almuerzo, les fue introduciendo en los diferentes encantos y atractivos de Barbastro y la Comarca.

El recorrido ha incluido diferentes lugares para que los invitados pudieran llevarse “una visión lo más completa posible” de las diferentes posibilidades que esta zona les ofrece. Visitaron ‘la ruta de san Josemaría’, la ciudad de Barbastro (Catedral, Ayuntamiento, Museo Mártires Claretianos), el Espacio del Vino, el Santuario de Torreciudad, Alquézar y Bodega Pirineos. Por supuesto, el vino y la gastronomía no faltaron en esta cita como uno de los puntales de la oferta turística.

Los invitados mostraron su asombro por “la riqueza monumental, natural y gastronómica de la zona”. El Santuario de Torreciudad, por su “extraordinaria ubicación y el ambiente de paz” que pudieron sentir fue otra de las sorpresas. Y cómo no, también tomaron nota de las múltiples opciones que la comarca ofrece para disfrutar de la naturaleza.

Comentarios