economía

Propuesta de nuevas medidas económicas para salvar a los autónomos

Creen que las medidas laborales obligadas por el Gobierno son irresponsables y llevarán al cierre de muchos autónomos


Con el fin de paliar la ruina a la que, dicen, están abocados los autónomos con las medidas adoptadas por el Gobierno que no ayudan nada ni en el corto, ni en el medio o largo plazo, ATA, la Asociación de Trabajadores Autónomos ha propuesto que se actúe de forma urgente, en cuestiones como la cuota de autónomos, las obligaciones fiscales y tributarias, la prestación extraordinaria por cese de actividad o los ERTES.

Así, en cuanto a la cuota de autónomos, proponen la suspensión de la cuota de los meses de marzo, abril y mayo; devolver inmediatamente, y de oficio, la cuota de marzo que ya ha sido abonada, a todo el colectivo, y no cobrar recargos a quien la haya devuelto; todo aquel autónomo que por las medidas adoptadas no esté exonerado de la cuota, se le girarán las 3 cuotas en los meses de septiembre, octubre y noviembre. Finalmente, los autónomos que se hayan contagiado por COVID-19 y aquellos que estén en cuarentena obligatoria estarán exentos de pagar la cotización desde el primer día.

Se plantea suspender todos los trámites impositivos y obligaciones tributarias del primer trimestre que hay que presentar en abril y aplazar su presentación al mes de julio.

Dentro de lo que es la prestación extraordinaria por cese de actividad, proponen reducir el umbral de pérdidas en el último mes, que establece la prestación de cese de actividad por causas económicas de un 75% a un 30%, igual que ha hecho el estado danés; ampliar el plazo de disfrute de esta prestación a 3 meses; permitir el cobro de la prestación extraordinaria de cese de actividad a todos aquellos autónomos que tienen derecho a ella y que reciban otra prestación de la Seguridad Social siempre que esa prestación no alcance el 50% del salario mínimo interprofesional.

También creen que se debe incluir en los supuestos de fuerza mayor para el acceso a la prestación extraordinaria de cese de actividad, a las actividades que ya no son esenciales de acuerdo con el Real Decreto ley 10/2020, de 29 de marzo de 2020, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras de los servicios no esenciales.

Y finalmente, en lo que respecta a los expedientes de regulación temporal de empleo piden que se anule la disposición adicional sexta del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, con respecto a la obligatoriedad del mantenimiento del empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad. Y también que se establezca como fecha de finalización de los ERTES un mes posterior a la finalización del estado de alarma.