TURISMO

“Rock en el foso” despide una Semana Santa de alta ocupación en Aínsa

El turismo ha vuelto a ser "extraordinario" en el municipio a pesar de las malas previsiones meteorológicas

Rock en el foso
Un momento del festival 'Rock en el foso', en el Castillo de Aínsa.

Alrededor de 250 personas asistieron a la cita musical nocturna encargada de clausurar una Semana Santa de alta ocupación en la localidad. “Rock en el foso” ganó la batalla al mal tiempo, aunque tuvo que retrasarse una hora debido a las tardías precipitaciones. La adversidad climatológica no impidió que un nutrido grupo de asistentes acudiese al encuentro en uno de los fosos del Castillo de Aínsa a partir de las once y media, con acceso libre y barra de bar.

Los grupos locales “La Plantación”, “Mula Bandha” y “Them Bones” fueron los encargados de hacer bailar al público a ritmo de rock, demostrando por segundo año consecutivo que el tejido musical de la zona está muy vivo. Sin ir más lejos, en la pasada edición del “Festival de Documental Etnográfico Espiello” los asistentes tuvieron la oportunidad de confirmarlo a través de la película “SobrarbeSon” de Juan Carlos Somolinos. Hasta una treintena de grupos fueron contabilizados en Sobrarbe en una comarca que ronda los siete mil habitantes. Ello demuestra que eventos como el de este fin de semana o el “Rocktobeer Fest” celebrado por primera vez en Aínsa en octubre de 2018, son necesarios para la evolución de las bandas locales y su satisfactoria trayectoria.

“Rock en el foso”, en cuya organización han jugado un papel fundamental la Asociación Arrock o el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe, se enmarca dentro de la programación del Festival del Castillo, sirviendo así de preámbulo al gran evento en su vigésimo noveno cumpleaños. También sigue la senda del veterano festival haciendo del conjunto arquitectónico medieval un aliado en la puesta en escena, sin duda seña de identidad de dichos acontecimientos.

La música, en definitiva, ha sido la encargada de poner el punto y final a una Semana Santa que, a pesar de las malas previsiones, se considera excelente por la alta ocupación y el tránsito de visitantes a la Oficina de Turismo Municipal. Desde allí estiman, a falta de los datos definitivos, que las visitas han superado en un 40% a las efectuadas en 2018.

Comentarios