LABORAL

Sabiñánigo recuerda la incertidumbre laboral con el cierre ahora de Alcoa en A Coruña y Avilés

En el caso serrablés fue la venta de la planta a una empresa de capital riesgo,  que unos años después terminaba con la estabilidad de Alibérico

Instalaciones de Iberfoil Sabiñánigo
Iberfoil


El anuncio de la multinacional estadounidense de Alcoa de su decisión de cerrar las plantas en Avilés y La Coruña, que dan empleo a 300 y 400 personas, respectivamente, ha traído para muchos vecinos de Sabiñánigo los momentos de incertidumbre vividos hace nueve años con la planta de aluminio que tenía Alcoa en Sabiñánigo y que compró en su día a Inespal.

Al igual que en su día los argumentos esgrimidos por la multinacional es el elevado precio de la energía y la materia prima, entre otras cuestiones particulares. En 2009 inicio el proceso de venta a la empresa alemana de capital riesgo BAVARIA Industriekapital AG, que se constituye en Sabiñánigo con el nombre de Inasa-Foil y el caso es que cuando se declara la quiebra, los sindicatos denuncian “el no haber invertido ni un euro en la planta serrablesa y que esta es rentable, pues exporta el 70% de su producción en 2013”.

Por parte de algunos trabajadores de Inasa, constituyen la sociedad Aludesa, una empresa formada por 81 empleados, que optaba a su compra en el proceso de su venta. Desde la parte social tenían claro desde un primer momento que Inasa "compró la planta con la intención de cerrarla".

El Grupo Alibérico cerraba en junio de 2014 la compra de los activos industriales, terrenos, naves y maquinaria, de Inasa Foil Sabiñánigo, antigua planta de laminación de hoja fina de la multinacional Alcoa y que estaba desde hace más de un año en fase de liquidación y cuya actividad se encontraba parada desde el 7 de junio de ese año tras decretar el Juzgado número 3 de Huesca un ERE de extinción para la totalidad de los 90 trabajadores de la empresa.

La operación se cerraba a través de una nueva sociedad participada al 100% por el Alibérico, integrándose la planta en la División de Foil & Packaging de Alibérico. La nueva empresa se denomina Iberfoil-Aragón y en tan sólo cuatro años ha levantado la producción de la planta y creado más de 100 puestos de trabajo indefinidos, además de 250 indirectos en la propia Sabiñánigo y su comarca. El pasado mes de febrero, la compañía ha llevado a cabo una ampliación de la fábrica que le permitirá “triplicar su capacidad de producción”.

Comentarios