economía

Según el barómetro de la Asociación de Trabajadores Autónomos, unos 300.000 autónomos cerrarán este año

Los autónomos estiman en más de 70.000 millones de euros su pérdida desde que comenzó la pandemia

La Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de Huesca solicita ayudas directas
Los autónomos muestran una gran preocupación por la situación que llevan viviendo durante todo este año de pandemia

ATA, la Asociación de Trabajadores Autónomos ha presentado el décimo barómetro con el fin de conocer sus perspectivas de negocio de cara a los próximos meses. La mitad de los encuestados afirman encontrarse con serias dificultades para poder continuar con su negocio. Afirman que hay 300.000 autónomos que prevén cerrar a lo largo de este 2021. Los autónomos recuerdan que llevan casi un año que ha sido horrible para miles de ellos, que han tenido que reducir sus plantillas, tienen pérdidas de las que no saben si se van a poder recuperar y prevén en ocasiones tener que echar el cierre en la ruina más absoluta. Aseguran que necesitan un plan urgente de medidas económicas que establezca ayudas directas, un plan de emergencia que permita a los autónomos enfrentarse a los próximos meses, amortiguar la caída de la actividad, y evitar el cierre de empresas, autónomos y, en consecuencia, la destrucción de empleo.

Según el barómetro, actualmente dos de cada tres autónomos tienen algún tipo de restricciones en su negocio, el 68,6%. El 17,4% de los encuestados tienen sus negocios o actividades cerrados, y un 51,2% afirma que, aunque ha abierto, está funcionando al 50%.

Ocho de cada diez, un 81,2% aseguran que la facturación de su negocio se ha visto reducida respecto a la del año anterior, y para casi el 62% de ellos, la caída ha sido superior al 60%. Hay un 14% de los autónomos que no está ingresando nada. Y para el 60% de los que aseguran que su facturación ha aumentado, esta ha sido de entre un 10 y un 20% con respecto a la del año anterior.

Estiman en más de 70.000 millones de euros la pérdida desde marzo de 2020. Tres de cada diez autónomos, el 29,8% (es decir, un millón de autónomos), aseguran que sus pérdidas son superiores a 30.000 euros. Principalmente son del sector de los eventos, ocio (infantil, nocturno, cultura y espectáculos), y en menor medida pero un número importante, el sector del comercio. Hay dos millones de autónomos que han visto caer su facturación en lo que llevamos de pandemia en 15.000 euros o más.

Y por lo que respecta a la morosidad, uno de cada tres la sufre, tanto pública como privada, o ambas. Un 61,7% dice no verse afectado en este momento por ese problema.

La segunda parte de la encuesta analiza las medidas aplicadas para intentar paliar esa bajada de facturación. Uno de cada cuatro, afirma que va a solicitar el cese de actividad puesto en marcha en febrero por los autónomos. Por el contrario, el 62,9% dice que no lo solicitará. Otra de las posibles soluciones que han tomado es la solicitud de financiación, generalmente créditos, y específicamente, ICOs. El 15,7% de los autónomos encuestados asegura que no ha solicitado financiación pero que lo tendrá que hacer en breve.

Al 11,9% la financiación le ha sido concedida sin problemas y al 7,8% se la han concedido, pero por un importe inferior al inicialmente solicitado. Un 6,3% está pendiente de respuesta. Y el 8,2% señala que ha solicitado financiación, pero ésta le ha sido denegada. Frente a estos datos, el 43,7% de los autónomos señala que no ha considerado necesario solicitar financiación. El 40% de los autónomos afirma haber tenido que hacer un ERTE a toda o parte de su plantilla. Y un 7,3% lo van a solicitar a corto-medio plazo. El 37,1% de los autónomos encuestados por ATA, más de 500.000 autónomos, afirma que a pesar de toda esta situación ha mantenido al 100% de la plantilla.

El 12,3% de los autónomos con trabajadores a su cargo señala que se ha visto obligado a despedir. Es decir, del 1,5 millón de autónomos que tienen trabajadores a su cargo, unos 200.000 se han visto abocados a realizar algún tipo de despido durante esta pandemia.

De los autónomos que han afirmado haber tenido que solicitar un ERTE, un 39,5% no sabe si va a poder volver a incorporar sus puestos de trabajo en breve a sus trabajadores. Un 23,2% de los autónomos ha incorporado a algún trabajador, pero no a todos. Y otro de los problemas a los que se enfrentan los autónomos es a hacer frente a los gastos que conlleva el despido de dichos trabajadores. Así, cuatro de cada diez autónomos – concretamente el 39,4% - afirma que si tuviera que hacer frente al despido de alguno de sus trabajadores no tendría la liquidez suficiente para poder finiquitar dichas contrataciones.

En general y de media, los autónomos suspenden de nuevo las medidas tomadas por el Gobierno. La nota media es de un 2,85 sobre 10, ligeramente inferior al 2,9% del anterior barómetro. El 75,28% de los autónomos le han asignado 4 o menos, el 10,95% un 5. Únicamente el 0,94% de los autónomos valora con sobresaliente las medidas del Gobierno.

En cuanto a las herramientas que se han planteado parar hacer realidad la recuperación de las actividades de los autónomos en España, los autónomos siguen priorizando la reducción de trabas administrativas como la principal herramienta a implantar. También se piden ayudas y fomento para el reemprendimiento y apostar por campañas de fomento del comercio de proximidad.