economía

Un total de 82 empresas catalanas han pedido trasladar su sede social a Huesca desde el 1 de octubre

Hay ya inscritas 78 sociedades procedentes de Cataluña, en su mayoría de Lérida y Barcelona

El Registro Mercantil de Huesca ha recibido escrituras de traslado de domicilio de un total de 96 empresas en los últimos casi ocho meses, desde el pasado 1 de octubre. De ellas, 82 procedían de Cataluña y 14 de otras provincias. A pesar de que el número no es muy elevado, el goteo no ha dejado de producirse, y casi se ha duplicado desde el pasado mes de diciembre.

De las 96 solicitudes, ya se han inscrito 88, y faltan todavía 8 traslados por despachar, bien por hallarse pendientes de aportar documentación, o por encontrarse ya cancelados los asientos de presentación. De las 82 sociedades procedentes de Cataluña, se han inscrito ya 78. Además, se han inscrito 10 de otras provincias. Faltan, pues, 4 empresas de Cataluña y 4 del resto de España.

Las empresas catalanas que han solicitado su cambio de domicilio social son en su mayoría de Barcelona y Lérida. Hay alguna petición de Tarragona, pero son las menos. Las elecciones del 21 de diciembre, que han tardado casi 5 meses en dotar a Cataluña de un presidente, que no da garantías de estabilidad, ha llevado a que haya seguido habiendo solicitudes de traslado, debido a la incertidumbre política y económica de la comunidad vecina.

Hay que recordar que el Registro Mercantil recibe primero la comunicación y, posteriormente, llega toda la documentación. Se trata de un proceso que supone la ejecución de varios trámites, en diferentes plazos, por lo que los traslados que ahora se estén tramitando, se iniciaron hace al menos un mes.

El administrador der la sociedad debe solicitar en un notario la escrtitura de traslado de domicilio social. Posteriormente, en el Registro Mercantil de orgen pedirá que se le expida la certificación literal de traslado, que se aportará al Registro Mercantil de destino, en este caso de Huesca, con la escritura de traslado.

El traslado del domicilio social de una empresa es un primer paso, que hace referencia a lo que es la ubicación del centro de decisión. Lo siguiente sería, en una segunda fase, el traslado del domicilio fiscal, con lo que llegaría el pago de impuestos en esta provincia. Y a medio-largo plazo, podría incluso producirse el traslado del centro de producción.

Comentarios