economía

Y Cepyme Aragón considera que "ahora toca" mantener el tejido empresarial

Respeta las movilizaciones sindicales, pero considera que la situación ha hecho que las prioridades que están sobre la mesa sean otras

Aurelio López de Hita
Aurelio López de Hita, presidente de Cepyme Aragón


Ante la celebración de protestas y movilizaciones bajo el lema "¡Ahora sí toca!", Cepyme Aragón considera que en la situación en la que nos encontramos, con más de 85.000 personas en desempleo y más de 15.000 personas que continúen en ERTE en Aragón, no es el momento de plantear una subida del salario mínimo o derogar la reforma laboral.

Los responsables de la pequeña y mediana empresa creen que es el momento de paliar las consecuencias de la pandemia. Recuerdan que hay muchas empresas que en los últimos 12 meses han desarrollado un 10% o un 20% de su actividad. La situación del tejido empresarial es insostenible en numerosos casos y la herida que está produciendo esta crisis todavía sigue abierta.

Para Cepyme Aragón, lo que "toca ahora es evitar que la gente siga muriendo, lo que de verdad toca es hacer acopio de vacunas y distribuirlas con fluidez y equidad. Lo que toca ahora es mantener, en la medida de lo posible, el tejido empresarial e insuflar optimismo y confianza a las empresas y la población".

Insisten en que día de hoy la prioridad es atender las necesidades de miles de pequeños empresarios que están luchando por sobrevivir, haciendo lo imposible por mantener a sus trabajadores, porque cuando hay un incendio lo perentorio es apagar el fuego y ahora mismo el fuego está sobre el tejido empresarial. Finalizan asegurando que, por supuesto, cuando se den las condiciones necesarias todas las partes implicadas deberán sentarse y dialogar, pero, ahora mismo, la realidad es muy cruda.