universidad

El Campus de Huesca inicia una nueva etapa con Marta Liesa como su quinta vicerrectora

Potenciar la especialización del Campus, ampliar su oferta docente y de formación permanente, impulsar el "Erasmus rural", entre sus objetivos 

La nueva decana, Marta Liesa, releva a José Domingo Dueñas al frente del Campus Universitario oscense
La nueva vicerrectora, Marta Liesa, releva a José Domingo Dueñas al frente del Campus Universitario oscense


El Campus de Huesca inicia una nueva etapa bajo la dirección de la que ya es su quinta vicerrectora, la profesora de Didáctica y Organización Escolar, y especialista en atención a la diversidad en la educación, Marta Liesa. El Boletín Oficial de Aragón publicaba esta semana su nombramiento, junto al del resto del equipo que acompañará al rector José Antonio Mayoral, durante los próximos cuatro años, al frente de la Universidad de Zaragoza. Y el jueves, 21 de enero, culminaba en la sede del Campus el relevo y la transferencia de responsabilidades del anterior vicerrector, el especialista en Literatura contemporánea, José Domingo Dueñas, que ha desempeñado ese puesto a lo largo de dos mandatos –alargados en un año más por los efectos de la pandemia y el confinamiento domiciliario de la pasada primavera–.

Liesa, que lleva más de dos décadas vinculada a la universidad pública aragonesa, recibe un Campus que en el periodo anterior –en el que ella ha participado como decana de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación– ha completado la transformación en grados de sus enseñanzas, ha ampliado su oferta de másteres universitarios, ha puesto en marcha la vía de los dobles grados y se ha abierto paso en los ránquines internacionales de distintas disciplinas por su labor docente e investigadora. Un Campus que ahora, junto a la tarea de profundizar en algunas de esas líneas, afronta–explica la nueva vicerrectora– la necesidad de explorar una mayor especialización, la de intensificar la internacionalización y la colaboración con agentes externos –sin olvidarse de reforzar su relación con su entorno social e institucional– y la exigencia de dar respuestas a necesidades amplificadas en los últimos tiempos por diversos factores, como las que plantea la pandemia en lo referente a la docencia semipresencial o a la brecha económica que ha abierto para sectores de estudiantes y sus familias, el impulso de la formación permanente, o la atención al medio rural, como continuidad del papel de requilibrio territorial que han asumido desde su creación campus como los de Teruel o Huesca.

Continuidad y nuevos retos

La que es ya la quinta vicerrectora que ha tenido el Campus de Huesca -además de José Domingo Dueñas han desempeñado esta responsabilidad Pilar Bolea (entre 2004 y 2012), Ana Castelló (de 1996 a 2004) y José María Nasarre (de 1992 a 1996)- destaca su voluntad de seguir trabajando en la línea del periodo anterior y reivindica el Plan Estratégico del Campus, elaborado junto a la DPH, la DGA y el Ayuntamiento de Huesca, como referencia para algunos de los retos futuros.

“Se debe continuar trabajando en titulaciones que potencien la especialización del Campus y encontrar nichos formativos para implantar enseñanzas que no se ofrezcan en el entorno próximo”, señala. Explorar sinergias con titulaciones de otros centros, bien de la propia Universidad de Zaragoza, de los consorcios en los que participa como Campus Iberus o el europeo Unita, o de otras universidades, para ofrecer dobles enseñanzas o enseñanzas conjuntas, es una de las vías que se plantea en este sentido.
Poner en marcha en el Alto Aragón el proyecto de prácticas en el medio rural –el conocido como “Erasmus rural”- en colaboración de la DPH es, señala un objetivo prioritario a corto plazo, que pretende contribuir a vertebrar el territorio, frenar la despoblación y atraer a jóvenes a las áreas rurales. Potenciar la oferta de formación permanente, ligándola a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, es otra de las líneas propuestas.

En relación a los estudiantes pretende que impulsar su acceso a todos los servicios de Huesca, reforzando su relación con la ciudad; incrementar su movilidad internacional –al igual que la del personal universitario-; y, juntamente con el resto del equipo directivo de Unizar, impulsar medidas para afrontar la crisis actual como mejorar la política de becas o reducir tasas académicas, entre ellas las de segundas y posteriores matrículas o las de los másteres buscando que se equiparen a las de los grados.
En lo referente al personal se plantea como objetivo aumentar la estabilidad, reducir la temporalidad, impulsar un rejuvenecimiento de la plantilla de profesorado y el desarrollo de la carrera profesional en las áreas de administración y servicios y reforzar las figuras que gestionan o apoyan las actividades no presenciales.

En cuanto a las infraestructuras el objetivo es seguir en la línea de mejorarlas, con especial atención a las relacionadas con la docencia, la investigación y la transferencia de conocimiento, además de iniciar la obra del Seminario o continuar con la reforma del edificio de la antigua Residencia de Niños.

La nueva vicerrectora, Marta Liesa Orús, es doctora en Psicología y licenciada en Ciencias de la Educación y, desde 2001, profesora de la Universidad de Zaragoza. Integrante del Grupo de Investigación “Educación y Diversidad” –que dirigió entre 2010 y 2017– su línea de trabajo en este campo está centrada en la atención educativa a la diversidad dentro y fuera de la escuela, sin olvidar otros aspectos como la calidad, la inclusión o la equidad en la educación, temáticas sobre las que cuenta con numerosas publicaciones.

Desde 2012 y hasta diciembre de 2020 ha sido decana de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca, de cuyos equipos directivos ya había formado parte en mandatos anteriores; y desde 2013 a 2021 ha formado parte de la Comisión de Gobierno del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Zaragoza.

Marta Liesa recibiendo el relevo por parte del anterior decano, José Domingo Dueñas
Marta Liesa recibiendo el relevo por parte del anterior vicerrector, José Domingo Dueñas

José Domingo Dueñas deja el vicerrectorado tras nueve años (desde 2012) en los que ha transitado las consecuencias de dos crisis, las de la económica y financiera iniciada en 2008 y las de la pandemia de 2020. De este periodo destaca la puesta en marcha de tres dobles grados –los de Ingeniería Agroalimentaria/Ciencia de los Alimentos, Ciencias del Deporte/Nutrición y Gestión Pública/Ciencias Políticas–, de tres másteres –los de Entrenamiento Físico para la Salud, Ingeniería Agronómica y Patologías del Lenguaje, y la Comunicación– y diversos títulos propios, entre los que está, el de Medicina de Urgencia y Rescate de Montaña, largamente demandado desde el Alto Aragón. Junto a ellos se han introducido diversas modificaciones en enseñanzas existentes como la especialidad en Lengua Aragonesa o los itinerarios en Escuela Rural en Magisterio, o la modalidad virtual en el grado de Gestión y Administración Pública; y se ha ampliado la oferta de idiomas con Italiano y Chino.

La conversión del Hospital San Jorge en universitario, los nuevos laboratorios para la investigación en la Politécnica, o la apertura de una vía de solución al bloqueo de la reforma del Seminario son otros de los aspectos que señala Dueñas, que tampoco olvida la irrupción en este periodo en los ránquines internacionales, con excelentes posicionamientos, de algunas especialidades del Campus –como las de ciencias del Deporte, Agrarias o Ambientales.

Tres décadas de Campus

El Campus de Huesca ha tenido anteriormente otros tres vicerrectores que cubren un periodo de casi veinte años. Este se inicia en 1992, con la creación del Vicerrectorado oscense, y con la conformación con él de una estructura organizativa de campus propio en la capital altoaragonesa, al amparo del proceso de descentralización puesto en marcha en la Universidad de Zaragoza. El historiador José María Nasarre fue el encargado de impulsarla durante su mandato que se inicia en enero de 1993 y se extiende hasta 1996. En él doto una mayor unidad y coordinación, además de servicios y órganos comunes, a los centros ya existentes en la ciudad. Varios de ellos se habían ido constituyendo, a partir de iniciativas de diversas instituciones públicas en la década 1971-1981: Magisterio, que se convierte en Escuela Universitaria y se integra en la Universidad de Zaragoza; los estudios de Químicas y luego de ingeniería nacidos en la Universidad Laboral; el Colegio Universitario promovido por la DPH; y la Escuela de Enfermería del Salud. Varios de ellos se habían integrado en Unizar en los diez años siguientes, 1982-1992, periodo en el que también se creó el Colegio Mayor y la Escuela de Empresariales.

Durante los vicerrectorados de la geógrafa Ana Castelló (1996-2004) y la matemática Pilar Bolea (2004-2012) se incorporan nuevas infraestructuras y se produjo una importante transformación de la oferta educativa con la incorporación y sustitución de enseñanzas y la transformación de todas las existentes, dando lugar al núcleo básico del Campus que conocemos hoy. En el mandato de la primera se implantan Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y Nutrición Humana y Dietética, además de una Universidad de la Experiencia que luego se extendería por la provincia. Y en el de la segunda, durante una profunda reordenación del mapa de titulaciones, se incorporan las de Odontología y Ciencias Ambientales, y los primeros másteres oficiales, los de Turismo y Ciencias Agrarias, a los que seguirá el de Profesorado de Educación Secundaria. También durante el vicerrectorado de Ana Castelló se concluyó la construcción del nuevo edificio de la Escuela Politécnica Superior, y durante el de su sucesora los del Vicerrectorado y el Polideportivo ‘Rio Isuela’, así como la reforma del de la Facultad de Empresa y Gestión Pública y se produjo la adquisición de la sede de Odontología para la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte.