justicia

El Colegio de Abogados de Huesca pide que el mes de agosto siga siendo inhábil

Reclaman que se levante la suspensión de los plazos de los procedimientos, que los juzgados se activen con seguridad y poder tener vacaciones


El Colegio de Abogados de Huesca ha expresado su rotundo rechazo al Real Decreto para hacer frente al Covid-19 en el ámbito de la Administración de Justicia, que, a su juicio, debería haberse adoptado con el apoyo y consenso de toda la abogacía española. Consideran que debe procederse de inmediato al levantamiento de la suspensión de los plazos correspondientes a todo procedimiento judicial,  mantener el mes de agosto como inhábil y activar los juzgados con medidas de seguridad. 

En su opinión, mantener la suspensión de los plazos "contribuirá a generar un colapso sin precedentes en Justicia, que agravará todavía más la situación de parálisis económica, tanto de los despachos profesionales como de quienes precisan la resolución de los juicios iniciados antes del estado de alarma o la iniciación de procedimientos judiciales en defensa de sus intereses particulares y económicos".

También estiman necesario que, en la medida de lo posible, se señalen vistas presenciales que cuenten con las medidas de seguridad suficiente. En cuanto a la celebración de vistas o comparecencias por videoconferencia, creen que deberían tener un carácter excepcional. Las vistas que se desarrollen por medios telemáticos "deberían ser celebradas -señalan- en un entorno electrónico público seguro".

La organización colegial sostiene que tampoco queda incluida en el Real Decreto Ley "una exposición realista y detallada de la forma en la que se van a reanudar los procedimientos judiciales actualmente suspendidos y los nuevos procedimientos que se tramiten una vez se levante la suspensión". Consideran que deberán reforzarse los medios humanos y materiales de la Administración de Justicia puesto que la reanudación de la actividad judicial "exigirá un sobreesfuerzo motivado por la propia suspensión, de la que no tienen culpa ni profesionales ni usuarios de los servicios jurídicos".

Añaden que la reanudación inmediata de los procedimientos judiciales permitiría asimismo que todos los operadores jurídicos pudieran contar con las "ordinarias y necesarias vacaciones del mes de agosto".

Temen que si agosto se decreta hábil, la Administración de Justicia podrá seguir funcionando, pero los pequeños despachos se verán muy afectados, por lo que "letrados y procuradores se quedarán sin vacaciones hasta como mínimo agosto de 2021". Por ello, piden que agosto sea inhábil como de costumbre y que se refuercen con personal los meses de julio y septiembre. E insisten en que decretar hábil agosto no solucionará los problemas de colapso, y lo único que supondría sería "un sacrificio inútil para los pequeños despachos de abogados". 

Comentarios