cultura 

El Museo de Huesca recreará la curia de la Labitolosa

Yacimiento de Labitolosa
Yacimiento de Labitolosa

El Museo de Huesca recreará la antigua curia de la ciudad romana de Labitolosa, uno de los espacios más emblemáticos del yacimiento de La Puebla de Castro, y exhibirá parte de los materiales encontrados en las diferentes campañas de excavación en una exposición que podrá visitarse del 7 de marzo al 2 de junio. La muestra está comisariada por Mª Ángeles Magallón y José Ángel Asensio y organizada por el Gobierno de Aragón y el Museo de Huesca.

La curia conserva 11 inscripciones con los nombres de los cargos públicos que se reunían en su interior, así como 25 zócalos destinados a soportar estatuas y es una de las mejores conservadas del país. Este espacio podrá verse dentro de la muestra titulada “Labitolosa. Una ciudad romana en el Pirineo oscense” con la que el Museo de Huesca refuerza una de sus líneas de actuación: exponer sus propios fondos y dar a conocer enclaves importantes de la provincia en cuando a temas patrimoniales.

Yacimiento de Labitolosa
Yacimiento de Labitolosa

Labitolosa es una ciudad romana situada en el Cerro Calvario, en la localidad oscense de La Puebla de Castro, junto al río Ésera. Su vida activa se desarrolló entre el siglo I a. C. y finales del siglo II d. C., momento en el que se abandonó. No figura en las fuentes literarias romanas conocidas, ni siquiera en el texto de la Naturalis Historia de Plinio en el que se nombran las ciudades principales del convento jurídico cesaraugustano.

Desde 1991, esta ciudad romana ha sido excavada con regularidad por un equipo mixto de investigadores de las universidades de Zaragoza y Buerdeos (Francia). Actualmente, las termas y la curia se encuentran protegidas y abiertas permanentemente al público para su visita.

Se han hallado dos edificios termales, el conjunto del foro (en el que destaca la curia) una domus y varios edificios más. Como particularidades cabe destacar el buen estado de conservación de la curia (lugar de reunión del ordo de los decuriones o notables de la ciudad), donde se han localizado varias inscripciones en su emplazamiento original y pedestales de esculturas. También destaca el buen estado del sistema de calefacción de las termas, que se han convertido en el vestigio de termas romanas más complejo y mejor conservado de todo el ámbito pirenaico.

Comentarios