cultura

El Obispado de Huesca desautoriza un concierto de la semana cultural de Bolea en la colegiata

El Ayuntamiento ya ha mostrado su malestar con esta decisión, que obliga a trasladar el recital de Óscar Badías al polideportivo 

Óscar Badías
Óscar Badías, en el cartel del concierto "De la jota a la zarzuela"

El jotero Óscar Badías no ha podido cumplir su deseo de actuar este sábado en la colegiata de Bolea en la semana cultural debido a la prohibición del Obispado de realizar esa actuación. Tanto el Ayuntamiento de la localidad como los organizadores de los actos y el propio Badías han mostrado su disgusto al entender que se trata de una decisión "sin fundamento". Badías actuó recientemente en la iglesia de Zuera con el mismo programa sin ningún problema.

Badías, que tendrá que actuar en el polideportivo, se enfrentará a un nuevo reto en su carrera artística, enmarcado en la XXIX edición de la Semana Cultural de Bolea. Bajo el título "De la jota a la zarzuela", protagonizará un espectáculo compuesto por diez piezas de zarzuela con temática aragonesa. Badías estará acompañado por la Rondalla Carisma Aragonés y, en una de las canciones, compartirá interpretación con su profesora de canto, la mezzosoprano Beatriz Gimeno. El concierto será a las 19.30 horas.

No es la primera vez que se vive esta situación en la provincia de Huesca. En 2007, el festival del Camino de Santiago tuvo una fuerte polémica al desautorizarse los conciertos. Diputación de Huesca y Obispado llegaron a un acuerdo y, en estos años, se han ido realizando las actuaciones de música clásica sin ningún tipo de problemas. En la comarca de la Hoya, se mira con preocupación a esta decisión de cara al certamen "EnClaves" de este año 2018.

Normativa
La Diocesis ha enviado a Bolea la normativa de conciertos en las iglesias

La Diócesis de Huesca, en su día, redactó una normativa sobre conciertos en las iglesias. Recuerda que son lugares sagrados y que por ello no pueden ser destinados a cualquier tipo de reunión. En los templos, dicen, sólo se celebrarán conciertos excepcionales, siempre que no existan otros lugares aptos en la localidad y se estime que el concierto pueda redundar en beneficio espiritual de los fieles. Añaden que los conciertos deberían ceñirse a música sacra y música religiosa, y recuerdan que no toda la música clásica puede considerarse religiosa.

En el caso de que la música no sea de este tipo, deberá consultarse a la Delegación de Patrimonio, que valorará si se concede la autorización o no. Y finalmente, indican que la entrada al templo debe ser siempre libre y gratuita, aunque luego se pueda pedir algún donativo.

Comentarios