ELECCIONES MUNICIPALES

El PAR plantea el acceso universal a la Educación 0-3 años e incrementar las becas en Huesca

El objetivo de la propuesta es que “todas las familias puedan escolarizar a sus hijos en esas edades como medida de conciliación y enseñanza”

PAR Huesca
Candidatos oscenses del PAR en las Pajaritas del parque Miguel Servet

El Partido Aragonés ha planteado en Huesca, un plan para la universalidad y gratuidad del primer ciclo de Educación infantil (0-3 años) que debería ser desarrollado por el Gobierno de Aragón y, en tanto se pone en marcha, que el Ayuntamiento de Huesca incremente la dotación de las becas (tiquet-guardería) que actualmente no alcanzan a todas las familias que las solicitan.

Así lo ha explicado la número dos de la candidatura del PAR al ayuntamiento oscense, Arantxa Guarga, con otros integrantes de la candidatura municipal, desde Las Pajaritas del parque, “porque pocos símbolos hay más identificativos de la infancia que un juguete y además, pocos símbolos de Huesca son más reconocibles que esta obra de arte de Ramón Acín”.

Guarga ha afirmado que “planteamos un objetivo claro: el acceso al primer ciclo de Educación infantil entre los 0 y 3 años debe ser universal y actualmente no es así. Es decir, no todas las familias que quieren llevar a su hijo a un centro educativo en esa edad pueden hacerlo, en ocasiones porque no hay suficientes plazas públicas y muchas veces porque no pueden costearlo. Actualmente en Huesca hay dos escuelas infantiles públicas y nueve más de carácter privado, con plena homologación y en perfectas condiciones. Además se ha abierto un aula experimental para niños y niñas de dos años en el Colegio El Parque. Pero sigue sin ser suficiente. Cada curso vemos como las solicitudes para centros públicos superan y multiplican las ofertas de manera que muchas familias se quedan fuera. Lo mismo sucede con las becas que concede el ayuntamiento para escolarizar a los más pequeños en otros centros que no son públicos: muchos solicitantes ven denegada su petición y tienen que pagar, si pueden, el precio de un centro privado”.

En estas circunstancias, “el PAR propone por un lado, que el Gobierno de Aragón ponga en marcha un plan para hacer universal la escolarización entre 0-3 años. Sería una situación similar a la que se da en el segundo ciclo de Educación infantil (3-6 años) que es un nivel no obligatorio pero es universal de forma que todos los niños tienen acceso gratuito a un colegio, sea público o concertado. Ese plan del Gobierno de Aragón tendría el mismo carácter pero para niños más pequeños y podría llevarse a cabo mediante convenios y conciertos con las guardería privadas que han realizado inversiones en instalaciones, en personal y están en disposición de superar todos los controles. No es posible una red pública de guarderías con elevadas inversiones ni es viable ponerla en marcha de inmediato. Se puede hacer con esos conciertos, dos redes complementarias que conviven en otros niveles, sin necesidad de competir ni de enfrentar”.

Por otro lado, según Guarga, “mientras el Gobierno de Aragón se decide a poner en marcha ese plan y esto dependerá de quién gobierna en Aragón, es imprescindible que el ayuntamiento amplíe sustancialmente la partida de becas para llegar a todas las familias que sea posible. Con 100.000 euros al año no alcanza. Con la escuela infantil municipal no alcanza. Seamos prácticos y seamos sociales. Vamos a hacer posible esa universalización de la Educación infantil en Huesca, incluso de forma pionera”.

Según la candidatura oscense del PAR, “estas medidas que proponemos tienen una incidencia social muy importante. Ayer miércoles fue el Día internacional de las Familias y la cuestión de la escolarización tiene una afección directa precisamente en el ámbito familiar. Disponer de la posibilidad de escolarizar a los niños de 0 a 3 años, supondría un beneficio evidente de cara a la conciliación de la vida laboral y familiar, en especial para las mujeres porque siguen siendo las encargadas principales de cuidar a los niños pequeños. Muchas veces tienen que sacrificar sus carreras profesionales o empleos para hacerlo. También estamos viendo que existen en nuestra sociedad numerosos modelos de familia, desde las numerosas a las monoparentales y todas ellas se verían beneficiadas. Finalmente, esta educación universal sería un incentivo indudable a la natalidad porque supondría un apoyo muy importante en tiempo y en dinero para esa primera etapa, con los niños aún pequeños, que resulta complicada y que hace que muchas parejas y muchas mujeres se lo piensen dos veces antes de tener un hijo”.

Además, “todos saldríamos ganando, además en un aspecto trascendental: la enseñanza a temprana edad se ha demostrado que es un factor determinante para la formación, para tener personas con mayores capacidades de aprendizaje posterior. Hay que hacer lo posible para lograrlo porque de la Educación dependen ámbitos clave como la igualdad o el progreso. De esta manera, en el PAR demostramos también nuestra preocupación social por asuntos que están en la calle, en las casas, por un tema que debe ocuparnos a todos, por nosotros mismos o por nuestros hijos”.

Comentarios