Huesca

El Plan del Mayor creará unidades de convivencia en las residencias Sagrada Familia y Ciudad de Huesca

El Gobierno de Aragón invertirá un total de 66,7 millones en diversas acciones que permitirán una mayor atención a las personas mayores

Residencia Sagrada Familia de Huesca
Residencia Sagrada Familia de Huesca

El Gobierno de Aragón ha presentado este lunes el nuevo Plan del Mayor, que nace con el objetivo de facilitar el protagonismo, la integración y la protección de las personas mayores. En cifras, se trata de un plan que recoge 49 actuaciones con una financiación de 66,7 millones de euros hasta 2023, y que supondrá una transformación basada en el modelo de atención centrada en la persona en las residencias Sagrada Familia y Ciudad de Huesca.

María Victoria Broto, consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, explicaba el gran objetivo del Plan del Mayor
BROTO 1 MAYOR 16

También incidía en la importancia de tener en cuenta a los mayores como un "activo" y no tratarles de forma "paternalista"
BROTO 2 MAYOR 16

Sumados a los 189,8 millones de euros que ya destina Ciudadanía anualmente a la atención de los mayores, parte de la inversión del Plan del Mayor -12,5 millones de euros procedentes del Fondo de Recuperación y Resiliencia- permitirá la creación de 20 unidades de convivencia en estas dos residencias y siete más del resto de Aragón, algo que supondrá la adaptación de 250 plazas que recrearán ambientes hogareños y personalizados.

Del mismo modo, se apoyará con 13 millones de euros la transformación y adaptación de los centros que tienen plazas concertadas, con cargo también a los fondos de Recuperación y Resiliencia. Las subvenciones, que ya ha sido adjudicadas, llegan a 71 entidades locales, 40 sociales y 35 mercantiles.

Las medidas del Plan del Mayor contemplan también la asistencia técnica a las comarcas, para apoyar a las entidades locales en la atención y protección de los mayores fomentando la prevención y su permanencia en el entorno; así como la implementación de servicios tecnológicos integrados para la prevención. Además, se está trabajando ya en la implantación de nuevos programas de envejecimiento activo para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en residencias y que se encuentran en situación de dependencia.

De esta forma, dicho plan se ha estructurado en torno a cuatro fines: promover el protagonismo de los mayores, su integración y participación en la sociedad; proteger a los mayores en situación de vulnerabilidad; ofrecer una atención continuada en el entorno a lo largo de toda la vida; y flexibilizar y ajustar el Sistema Público de Servicios Sociales a las expectativas de los mayores y sus familias.

La quinta parte de la población de Aragón supera los 65 años. Unas cifras que, según el INE, crecerán hasta el 28,3% en 2035.