huesca

El PP se opone al Plan Económico Financiero del Ayuntamiento de Huesca

Los populares indican que es un proyecto "antisocial" que contemplaba la supresión o el recorte de subvenciones destinadas a infancia

Antonia Alcalá, Marta Escartín y Nuria Grau
Antonia Alcalá, Marta Escartín y Nuria Grau, parte del grupo popular en el Ayuntamiento de Huesca

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Huesca se ha opuesto al Plan Económico y Financiero 2020-2021 elaborado por el PSOE, que recortaba subvenciones municipales con fines sociales y de emprendimiento. El documento, que ha decaído ante la falta de consenso, es consecuencia obligada de los desfases presupuestarios que el gobierno de Luis Felipe había acumulado en los dos últimos años. En 2018, la "falta de gestión" del alcalde impidió la ejecución del presupuesto; en 2019 el Ayuntamiento gastó más de lo permitido, lo que rompió la regla de gasto y llevó a la necesaria redacción de este plan.

Los populares subrayan el carácter antisocial del proyecto elaborado por Luis Felipe, que contemplaba la supresión o el recorte de subvenciones destinadas a infancia, escuelas infantiles o proyectos de cooperación y desarrollo.

La concejala del PP Antonia Alcalá destacaba que son líneas de ayuda "especialmente sensibles" en la situación actual. Para Alcalá, "la propuesta de Luis Felipe, lejos de responder a la crisis del coronavirus, pretendía aprovecharla para ocultar el origen del problema. Sencillamente, la regla de gasto se rompió porque el alcalde gestionó muy mal los recursos municipales. El Plan no es una iniciativa institucional para obtener liquidez ante la pandemia sino un castigo impuesto por ley debido a las negligencias económicas de Luis Felipe".

Otra de las medidas que contemplaba el proyecto era la cancelación del Salón de Innovación y Emprendimiento que organiza anualmente el Ayuntamiento, una opción que en ningún momento había sido valorada por los propios técnicos municipales. "El SIE —recuerda Alcalá— se celebra en otoño, y no hay que dar por supuesto que se va a perder irremediablemente. No sabemos cuál será entonces la situación, y el Salón, de hecho, podría ser un gran aliciente para la economía municipal. Sería el marco perfecto para debatir y estudiar las nuevas fórmulas de trabajo y emprendimiento que se impondrán tras la crisis". Ahora, tras el rechazo de la oposición municipal, el PSOE se verá obligado a redactar un nuevo Plan Económico y Financiero, "y el PP seguirá muy vigilante para impedir que los oscense paguen tributos sociales por las negligencias de su alcalde".

Comentarios