noticia patrocinada 

Los retos del Huesca en octubre

Los de Leo Franco están obligados a mejorar sus registros tras obtener un solo punto entre las cinco jornadas de septiembre.

Fotografia NO PONER El Alcoraz
Estadio de El Alcoraz 

El Huesca vivió un estreno soñado en Primera con el 1-2 en Ipurua y el 2-2 en San Mamés, pero septiembre ha sido muy duro para los de Leo Franco, con cuatro derrotas consecutivas. No obstante, el empate a uno frente al Girona debe servir para insuflar optimismo al equipo de cara a su visita a un Valladolid con la moral elevada y luego llegará el parón internacional, un buen momento para hacer balance antes de retomar LaLiga con la cita en casa frente al Espanyol y la exigente visita al Sánchez Pizjuán.

Aunque el Huesca ha entrado en octubre como el club más goleado del campeonato, con 17 goles en contra, donde realmente necesita mejorar es en el aspecto ofensivo. Al fin y al cabo, 11 de esos 17 tantos encajados se produjeron entre sus visitas al Camp Nou y al Wanda Metropolitano. Que el Huesca sucumba ante dos de los mejores clubes de Europa, normalmente favoritos en los pronósticos de la Champions League, entra dentro de lo razonable, pero el verdadero problema radica en que solo haya anotado un gol entre las cuatro últimas jornadas (y de penalti).

A por todas en el José Zorrilla

El Huesca frenó la sangría de derrotas con su empate frente a un antiguo rival de Segunda y en la octava jornada visitará al tercer club ascendido en discordia. Tanto Álex Gallar, autor de tres goles entre las tres primeras jornadas, como Gonzalo Melero, quien firmó el penalti frente al Girona, ya fueron protagonistas en la visita al José Zorrilla el pasado febrero. Aunque el Huesca perdió aquella cita por 3-2, estuvo muy cerca de remontar durante la segunda parte, gracias a que Gallar asistió a Luso para recortar distancias y a que Melero empató el marcador con un tanto de penalti. Además, el centrocampista madrileño anotó el gol en la victoria cuando los de Rubí recibieron al Valladolid durante la primera vuelta de la pasada temporada.

El problema para el Huesca es que precisamente su rival se ha mostrado fuerte en el plano defensivo, como demuestra su reciente victoria por 0-1 en el estadio del Villarreal o el hecho de que el Barça solo lograra anotar un gol en su visita al estadio pucelano a finales de agosto. Aunque también es cierto que el Valladolid ha perdido en casa contra los culés y ante el Alavés, mientras que su victoria por 2-1 contra el Levante con remontada se vio favorecida por la expulsión de Nikola Vukcevic en el minuto 54.

Un paréntesis para hacer balance

Con el actual bagaje, el futuro de Leo Franco pende de un hilo y todo indica que el resultado en el José Zorrilla será determinante para su continuidad. Los parones internacionales son siempre un momento propicio para hacer cambios y, en caso de que el técnico argentino continúe en su puesto, dispondrá de dos semanas para buscar soluciones antes de retomar la actividad con el duelo ante el Espanyol en El Alcoraz. Los pericos están realizando un buen inicio de temporada, pero todavía no conocen la victoria a domicilio con las derrotas en Mendizorrotza (2-1) y el Santiago Bernabéu (1-0) y los empates en Balaídos (1-1) y Vallecas (2-2).
La última cita del Huesca en octubre será de alto nivel, ya que le tocará visitar a un Sevilla que ha sido capaz de sumar 17 goles entre los cuatro partidos que ha disputado entre el 20 y el 29 de septiembre, incluyendo el 5-1 ante el Standard Lieja y el 3-0 frente al Madrid. Está por ver si para entonces Axel Werner mantiene la titularidad o si es Aleksandar Jovanovic quien se pondrá bajo los palos, tras estrenarse en el once frente al Girona.

Comentarios