POLÍTICA MUNICIPAL

El PAR denuncia la “inaceptable tramitación” del proyecto de presupuestos de Barbastro

Critican que el equipo de Gobierno socialista no ha respondido a sus propuestas, y denuncian que la tramitación de las cuentas llega "tarde y mal"

Pleno del Ayuntamiento de Barbastro
Imagen de archivo de un pleno en el Ayuntamiento de Barbastro.

El Grupo municipal del Partido Aragonés en el Ayuntamiento de Barbastro ha denunciado públicamente “la actitud y el comportamiento que arrastra el equipo de gobierno local a la hora de tramitar, con demora hasta finales de marzo, con pocas conversaciones y sin contestación sobre las propuestas presentadas, a los presupuestos de la primera institución de Barbastro para 2019”.

El portavoz municipal del PAR, Javier Betorz, y el presidente del Comité local del Partido Aragonés, Sergio Oncins, han explicado que “se ha establecido la mala costumbre de presentar el proyecto de presupuesto y aprobarlo bien entrado el año, cuando otras ciudades vecinas ya ejecutan sus cuentas desde comienzos del ejercicio”. Además, critican que “se ha dejado pasar el tiempo sin aprovecharlo en debatir ideas y posibilidades”.

El presidente del Comité local del PAR manifiesta que este malestar es mayor aún por la tramitación que ha aplicado el grupo de gobierno, que exigió al resto de grupos un margen urgente de cuatro días, de un jueves a un lunes, para presentar propuestas de cara a incluirlas en los presupuestos “y una vez registradas en tiempo y forma, al menos por el PAR, se ha tardado un mes en convocar la comisión de Hacienda para su aprobación, que tendrá lugar este jueves, y de inmediato, el pleno definitivo, el próximo martes”.

“Tras la primera y única reunión, igual que con el resto de grupos, ya no hemos vuelto a tener noticias del mismo”, ha añadido Javier Betorz, que pedirá explicaciones en la comisión de Hacienda de este jueves.

Para Betorz y Oncins, “es una falta de consideración hacia las personas que trabajan seriamente y con compromiso, pero todavía es mayor la falta de respeto a la ciudad, que necesita propuestas viables y ambiciosas, diálogo y eficacia. Unos presupuestos sin que haya habido ni respuesta a la negociación y tramitados así son un síntoma más de un gobierno anquilosado que se toma el principal documento del ayuntamiento igual que las ordenanzas fiscales, como si fueran pura burocracia. Es un ejemplo de la no correcta gestion de la administración”.

Comentarios