PATRONATO MUNICIPAL DE DEPORTES 

Las piscinas municipales de Barbastro se regirán por una nueva normativa

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado la modificación del régimen de sanciones

Piscina cubierta de Barbastro
Piscina cubierta de Barbastro.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Barbastro ha considerado las diversas demandas e incidencias denunciadas por los usuarios de las piscinas municipales y, tras el informe del secretario, se ha procedido a la aprobación en pleno de la modificación del régimen de sanciones.

El fin último por parte del Ayuntamiento de Barbastro es el establecimiento de unas normas que se correspondan a las demandas de los usuarios durante los últimos años, así como la imposición de sanciones disuasorias en aras de conseguir el mejor uso de las piscinas y una convivencia más agradable para todos los usuarios.

Serán consideradas faltas leves, entre otras, acceder con calzado y ropa de calle a las playas, no llevar chanclas en vestuarios y zona de playa, no utilizar el gorro de baño, exceder de 15 usuarios el número de ocupante de una calle, y utilizar el podio sin la supervisión de un monitor/entrenador.

Serán consideradas faltas graves, entre otras, comer en vestuarios y playas, realizar cualquier actividad de higiene personal no adecuada, introducir objetos susceptibles de fragmentación dentro de la instalación y acceder a la instalación en días y horarios no autorizados.

Serán consideradas faltas muy graves, entre otras, impartir clase de forma particular, permitir participar en los grupos de prácticas autorizados a los clubes a nuevos usuarios sin poseer el abono de temporada, pasando por control con entrada de día o bono de diez baños, ocupación de las calles de baño libre por parte de miembros de un club en el horario en el que dicho club ya tiene asignadas unas calles concretas y acceder a la instalación con el abono de otra persona.

Las sanciones establecidas para las distintas faltas quedan de la siguiente manera: por las faltas leves, la primera vez la multa será de cincuenta euros y la segunda ya ascenderá a cien euros. En cuanto a las faltas graves, la primera multa será de ciento un euros y la segunda llegará a los trescientos cincuenta euros. Finalmente, cuando se comenta una falta muy grave, se abonarán trescientos cincuenta y un euros y se impedirá la entrada al sancionado por el periodo de un mes para realizar su actividad.

En el caso de se que se llegue a la segunda falta muy grave, la infracción se sancionará con quinientos cincuenta euros y la imposibilidad de acceder durante dos meses a realizar la actividad y, finalmente, con la tercera falta muy grave, la multa ascenderá a setecientos euros y la imposibilidad de entrar en lo que quede de temporada. Las faltas muy graves no quedarán subsanadas hasta que las sanciones impuestas no queden satisfechas en su totalidad antes de la siguiente temporada.

Comentarios