política municipal 

Vox califica de "negativo" el primer año de gestión de Torres al frente del Ayuntamiento de Barbastro

La formación afirma que el actual equipo de Gobierno no ha desarrollado ninguna de las propuestas de VOX incluidas en los presupuestos actuales

VOX BARBASTRO
VOX da a conocer su valoración sobre el primer año de gobierno de Torres al frente del Ayuntamiento de Barbastro.

El grupo municipal de VOX valora negativamente la gestión municipal del actual equipo de Gobierno al frente del Ayuntamiento de Barbastro. La formación política resalta que no se ha atendido ninguna de las once propuestas que hizo VOX en los actuales presupuestos y por ello tienen que valorar negativamente este año político al margen de dejar patente que existe una cierta parálisis institucional.

La concejal de VOX, Concha Barón, también ha apuntado a la dejadez que existe en la actualidad en temas tan importantes como la limpieza viaria, la jardinería o en cuestiones mucho más transcendentales como la llegada de nuevas empresas a la ciudad.

ENTRA CORTE BARÓN VALORACIÓN AYUN

A su vez Barón ha anunciado que en el próximo pleno municipal presentarán una moción en la que se pide el reconocimiento del Ayuntamiento de Barbastro a la labor del rey emérito, Don Juan Carlos I. “Justo es reconocer la labor de Don Juan Carlos I en pro de la democracia y del desarrollo de España, así como la convivencia entre los Españoles”, ha indicado.

ENTRA CORTE BARÓN VALORACIÓN AYUN 1

De igual manera, VOX ha querido aclarar alguna de sus posturas o votos a lo largo de este primer año de legislatura. Es el caso de su voto en contra de la propuesta presentada por el grupo socialista, “Pacto por Barbastro”. “Entendemos que es un pacto que para nada atiende las necesidades de la población barbastrense y el interés general de la ciudad. Podemos considerar esa mesa como la opción B de la captación de excedentes presupuestarios”.

Barón también se ha mostrado contraria a la propuesta del Gobierno de España para el uso de remanentes y el superávit de los ayuntamientos. “El acuerdo firmado no solo era injusto, era insolidario, pues funcionaba como un chantaje a los municipios que no entregaran los remanentes de tesorería municipales y quedarían al margen del reparto de las ayudas y transferencias.